La computación en la nube ofrece soluciones que mejoran los servicios médicos y ayudan a almacenar información médica de forma fácil y eficiente.

Se pronostica que el mercado de computación en la nube para la industria de la salud crezca a 16.37 mil millones de dólares para 2022, con una tasa de crecimiento del 22 por ciento, de acuerdo al más reciente informe de Technavio.

El estudio enlista las 10 formas en que esta tecnología está transformando la industria de la salud.

SaaS para reducir costos

El software como servicio (SaaS) ha dominado el mercado global de la nube. Estas plataformas son ideales para organizaciones médicas controlando aplicaciones gerenciales como EHR, PHM, CRM y otros sistema de TI.

IaaS para el control de la atención médica

La infraestructura como servicio o (IaaS) es ideal para organizaciones que requieren control en sus sistemas de nube, incluyendo almacenamiento y aplicaciones.

Sin embargo, su implementación suele ser costosa debido a ciertos requisitos como máquinas virtuales y servidores.

PaaS para el control del cliente

La plataforma como servicio o (PaaS) ofrece soluciones de control del cliente en la nube.

Permite a los usuarios controlar aplicaciones desarrolladas por las organizaciones de salud y se les proporciona un kit de desarrollo de software (SDK).

Más proveedores de servicios en la nube

Cada vez surgen más empresas que proporcionan servicios de nube para organizaciones de salud.

Por ejemplo, eKlinik ofrece iPatient-Portal, un portal de atención médica que facilita la atención médica personal.

Atención médica a domicilio

Gracias a la computación en la nube, más usuarios pueden recibir atención médica en sus casas sin la necesidad de tener que asistir a un hospital.

Más proveedores lanzan aplicaciones de telemedicina con dispositivos conectados de monitoreo para la atención de pacientes crónicos en el hogar.

Facilita la colaboración

La implementación de la nube proporciona flexibilidad de costos e infraestructura, ya que los recursos de TI se adquieren y utilizan en función de la demanda.

Por lo tanto, la nube permite la colaboración entre varias partes interesadas de la industria.

Mejora la gestión de datos

La industria de la salud genera un alto volumen de datos, y con la nube se pueden almacenar y recuperar efectivamente en plataformas virtuales.

Los servicios de computación en la nube permiten un mejor intercambio de información, gestión de registros médicos y el despliegue de recursos.

Reducción de costos

La contratación de servicios de nube de terceros es mucho más barato que el desarrollo de una infraestructura propia.

Las organizaciones de salud pueden pagar una suscripción por los servicios que necesite, lo que le permite desviar fondos a otras áreas operativas. A cambio, los pacientes reciben servicios y productos de salud más baratos.

Habilitar IoT en la atención médica

La Internet de las cosas (IoT) o dispositivos conectados utilizan la computación en la nube para proporcionar información médica a los pacientes.

Por ejemplo, FitBit se asoció con Google Cloud para analizar en la nube los datos de atención médica que fueron recopilados de sus usuarios.

Sin duda, esta fusión brinda información útil para un mejor control de los pacientes cuando se encuentran lejos de los centros de atención.

Blockchain para la protección de datos

Los problemas de ciberseguridad se han incrementado en la nube. La implementación de blockchain puede ayudar a lograr una mayor seguridad de los datos, además de agilizar reclamaciones, administrar la facturación y garantizar la integridad de la cadena de suministro de medicamentos.

Blockchain puede reducir las infracciones durante el intercambio de datos y ayudar a los pacientes a que posean mayor control de su información.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here