17 países de América Latina ya tienen un alto nivel de adopción del gobierno digital: ONU

Uruguay, Argentina, Chile, Brasil y Costa Rica encabezan la adopción del gobierno electrónico en la región.

1875

En la región latinoamericana, 17 países ya alcanzaron un grado alto o muy alto en el desarrollo del gobierno digital. En los últimos dos años, han progresado en la disposición de servicios en línea, conectividad, alfabetización digital y promoción del acceso a las TIC, de acuerdo con el Índice de Desarrollo del Gobierno Electrónico (EGDI) 2020, publicado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Los líderes en implementar estrategias nacionales integrales en materia de gobierno electrónico son Uruguay, Argentina, Chile, Brasil y Costa Rica, los cuales se ubican en la categoría de muy alto desenvolvimiento. La primera nación ya se encontraba en este rango desde 2018, pero el resto ascendió al evolucionar su legislación de apoyo y tener una mayor cooperación con actores regionales e internacionales del ámbito digital.

Argentina destaca por su agenda digital que se enfoca en “crear un sólido marco institucional y de gobernanza impulsado por la tecnología”, con iniciativas para acelerar la transformación digital. El gobierno se ha esforzado en mejorar la gestión electrónica de documentos y de la prestación de servicios públicos, y tiene una fuerte presencia en las redes sociales para promover el acceso en línea a los servicios.

Chile ha impulsado el desarrollo del gobierno digital gracias a la infraestructura de telecomunicaciones y, con ella, la expansión del acceso a la banda ancha en las zonas alejadas; la alta penetración de Internet móvil y dispositivos; así como a la cooperación internacional y regional.

Brasil ha priorizado la transformación digital de la economía y el gobierno; ha activado políticas públicas para la inclusión y la innovación; ha mejorado la disposición de datos abiertos; es miembro del proyecto de Cooperación Digital Internacional con la Academia de Gobierno Electrónico de Estonia, y tiene su propia estrategia de gobernanza digital (E-Digital).

En tanto, Costa Rica se ha centrado en mejorar el capital humano y empujar la alfabetización digital a través de su Estrategia Digital Nacional. El gobierno tico ha hecho iniciativas para la colaboración e integración de políticas con otros países de América Latina, con el fin de compartir mejores prácticas, coordinar esfuerzos y recursos.

Muy cerca de estos países se encuentran México, Colombia, Perú y Ecuador, con un nivel alto de gobierno digital; ya están a unos pasos de saltar a la categoría más elevada del EGDI. De acuerdo con el informe de las Naciones Unidas, tienen un capital humano adecuado y ofrecen servicios en línea a los ciudadanos, pero el estado de desarrollo de la infraestructura digital les impide progresar aún más.

A estas naciones le siguen República Dominicana, Panamá, Paraguay, Bolivia, El Salvador, Venezuela, Guatemala y Nicaragua, con un grado alto de adopción pero apenas escalando; así como Belice, Honduras y Cuba, las cuales están en los niveles medios de calificación del EGDI.

Para la región, los principales desafíos son masificar el acceso asequible a Internet para que la población pueda participar mediante los canales electrónicos y se beneficien de los servicios públicos; estimular el crecimiento económico con la tecnología en el sector privado, incluyendo a pequeñas y medianas empresas; atender los déficits de capital humano; al igual que mejorar la voluntad política y el compromiso con la adopción del gobierno digital.