El año 2021 recibe un interesante y auspicioso legado tecnológico. Sus desafíos y dilemas marcarán el rumbo y lo convertirán en un año de definiciones.
He aquí algunos:

I. Las plataformas digitales y su uso. Cuestiones de privacidad, el uso de datos y las regulaciones gubernamentales.

II. La tecnología digital en la luna.

III. Los ataques cibernéticos contra el sistema de salud y las administraciones gubernamentales.

IV. El espionaje económico virtual y la expansión de la tecnología 5G china.

Veamos.

1. El uso de las plataformas digitales como una garantía de la libertad de expresión se ha convertido en el tema del momento por el ataque al Capitolio de Estados Unidos el 6 de enero de 2021 por un grupo formado y convocado a través de las redes sociales, que ha realizado una acción que atenta contra la seguridad de un pueblo.

Es una distorsión para analizar que tiene que ver con la responsabilidad civil.

Esto ha llevado  a  cuestionar si “las plataformas digitales son intermediarios de contenidos o medios de información”.

Es una medida excepcional para una situación excepcional.

Si bien es cierto que cerrar las cuentas de Donald Trump en las redes sociales puede ser considerado un acto de censura y un precedente problemático, según la canciller alemana Ángela Merkel, considero que en este caso es una medida excepcional para una situación excepcional. El dilema está planteado.

Sobre la cuestión de la privacidad y el uso de los datos, debo decir que la repercusión de las acciones presentadas ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea sobre la Protección de los Datos Personales tuvieron su fruto con la propuesta de los proyectos de Ley de Servicios Digitales (DSA) y Ley de Mercados Digitales (DMA) informada por la Comisión Europea en diciembre de 2020.

2. La tecnología digital en la luna responde a satisfacer la necesidad de los astronautas en el futuro próximo (se estima en 2028) de contar con iguales tecnologías que las usadas para sus ocupaciones diarias en la tierra.

Las comunicaciones y la conectividad son indispensables en la planificación de la presencia humana duradera en otros planetas.

La interrogante es por qué 4G y no 5G.

Para ello, la NASA (National Aeronautic and Space Administration) resolvió colocar la primera red celular 4G en la luna, para lo cual fue seleccionada la compañía Nokia de Finlandia, la cual extenderá una red consistente en pequeñas celdas que puedan llevarse fácilmente en un cohete hasta allí.

Respondiendo al interrogante de por qué 4G y no 5G, el motivo es la confiabilidad basada en que es una tecnología comercialmente establecida y experimentada.

3. Respecto de los ataques cibernéticos que están padeciendo diversos organismos públicos y privados, el FBI y las agencias de inteligencia de Estados Unidos denunciaron conjuntamente que “Rusia probablemente ejecutó un gran ataque contra el Gobierno Federal y ciertas corporaciones” en “un esfuerzo de recopilación de inteligencia”.

También se cree que Corea del Norte ha pirateado información acerca de la vacuna de AstraZeneca, lo cual fue difundido por la BBC, que hizo notar que no había un desmentido.

Bill Gates está utilizando su influencia pública para forzar la creación de un conjunto de normas internacionales que prohíban las intrusiones digitales a todo lo relacionado con el tema médico o terapéutico.

Para ello, Microsoft emitió un comunicado a principios de noviembre por el aumento de ciberataques con distintas tácticas y señuelos.

Strontium, Zinc y Cerium son los señalados como autores de estos atentados.



4. El espionaje económico virtual y la piratería cibernética del gigante asiático como resultado de haber reunido enormes recursos tecnológicos y humanos es una realidad.

Bill Gates está utilizando su influencia pública para forzar la creación de un conjunto de normas internacionales que prohíban las intrusiones digitales.

Según el FBI, “el espionaje económico de China amenaza las sociedades libres”.

En ese sentido se manifestó el director del FBI, Cristopher Wray, describiendo “el enfoque expansivo del PCC (Partido Comunista Chino) para robar información y propiedad intelectual”.

De allí el acuerdo de evitar el uso de la tecnología 5G (de quinta generación) de Huawei de origen chino.

Sus principales contendientes son los europeos Ericsson (Suecia) y Nokia (Finlandia), las cuales han manifestado su interés en hacerse cargo de las redes 5G en Europa.

La soberanía digital de Europa es el objetivo final.

En tanto, el nuevo presidente de Estados Unidos, Joe Biden, en un artículo en Foreign Affairs, ha manifestado al respecto que “la forma más efectiva de enfrentar ese desafío es construir un frente unido de aliados y socios estadounidenses”. La finalidad es contrarrestar los objetivos digitales de China.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here