Luego de que el gobierno chileno definiera la ruta del cable submarino, que irá hasta Nueva Zelanda y Australia, se inició la búsqueda de recursos para solventar la construcción de la fibra de más de 13 mil kilómetros.

Unas 40 instituciones financieras, entre bancos privados, bancos multilaterales y fondos de inversión de múltiples países, manifestaron su interés ante la Subtel y pidieron información detallada del proyecto. En total, la construcción requerirá una inversión de 388 millones de dólares, más costos operaciones de 18.4 millones de dólares.

Según publicó el diario La Tercera, entre las empresas interesadas se encuentran Asian Infraestructure Investment Bank (AIIB), Bank Of America, Bank of China, Blackrock Asset Management, BNP Paribas, Brookfield, CAF, China Development Bank, DNB Bank, Goldman Sachs, Japan Bank for International Cooperation (JBIC), Korea Bank Asset Management (KBAM), Mitsui Corporation, Sequoia Investment Management Co, The Carlyle Group, Sumimoto Corporation, Macquarie, Banco de Chile, BBVA, Bci, Santander y Scotiabank, entre otros.

Estas compañías recibieron documentación del proyecto y detalles sobre el modelo de negocio, y estarían evaluando las posibilidades de financiamiento. El regulador chileno espera conseguir los fondos para el cable submarino durante 2021.

“Este gran interés reafirma los enormes beneficios que traerá este proyecto, pues confirma el potencial y alcance de este megaproyecto de infraestructura digital y que abrirá un sinfín de oportunidades para la investigación científica, el emprendimiento y la innovación entre tres continentes, Asia, Oceanía y Sudamérica”, sostuvo la Subsecretaria de Telecomunicaciones, Pamela Gidi.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here