La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE)  y los países socios adoptaron formalmente el primer conjunto de directrices de políticas intergubernamentales sobre Inteligencia Artificial (IA), y acordaron respetar las normas internacionales que apuntan a garantizar que los sistemas de IA estén diseñados para ser robustos, seguros, justos y confiables.

Los 36 países miembros de la OCDE, junto con Argentina, Brasil, Colombia, Costa Rica, Perú y Rumania, suscribieron los Principios de la OCDE sobre Inteligencia Artificial en la reunión anual del Consejo Ministerial de la Organización.

Los Principios comprenden cinco principios basados ​​en valores para el despliegue responsable de IA confiables y cinco recomendaciones para la política pública y la cooperación internacional.

Los Principios de IA afirman que:

  • La IA debería beneficiar a las personas y al planeta impulsando el crecimiento inclusivo, el desarrollo sostenible y el bienestar.
  • Los sistemas de IA deben diseñarse de una manera que respete el Estado de derecho, los derechos humanos, los valores democráticos y la diversidad, y deben incluir salvaguardas apropiadas, por ejemplo, permitir la intervención humana cuando sea necesario, para garantizar una sociedad justa y equitativa.
  • Debe haber transparencia y divulgación responsable en torno a los sistemas de Inteligencia Artificial para garantizar que las personas entiendan cuándo se están involucrando con ellos y pueden desafiar los resultados.
  • Los sistemas de IA deben funcionar de manera robusta, segura durante toda su vida útil, y los riesgos potenciales deben evaluarse y gestionarse continuamente.
  • Las organizaciones e individuos que desarrollan, despliegan u operan sistemas de IA deben ser responsables de su correcto funcionamiento en línea con los principios anteriores.

Recomendado: LG desarrolla su propio chip de Inteligencia Artificial

El objetivo es guiar a los gobiernos, organizaciones e individuos en el diseño y funcionamiento de los sistemas de Inteligencia Artificial para que los intereses de las personas sean lo primero y garantizar que los diseñadores y operadores rindan cuentas de su correcto funcionamiento.

La OCDE recomienda a los gobiernos:

  • Facilitar la inversión pública y privada en investigación y desarrollo para estimular la innovación en una IA confiable.
  • Fomentar los ecosistemas de IA accesibles con infraestructura y tecnologías digitales, y mecanismos para compartir datos y conocimientos.
  • Crear un entorno de políticas que abra el camino para el despliegue de sistemas IA confiables.
  • Equipar a las personas con las habilidades para la IA y apoyar a los trabajadores para asegurar una transición justa.
  • Cooperar a través de las fronteras y los sectores para compartir información, desarrollar estándares y trabajar hacia una administración responsable de IA.

La Inteligencia Artificial “plantea nuevos desafíos y también está alimentando ansiedades y preocupaciones éticas. Esto hace que los gobiernos tengan la responsabilidad de garantizar que los sistemas de IA estén diseñados de manera que respeten nuestros valores y leyes, para que las personas puedan confiar en que su seguridad y privacidad serán de suma importancia”, dijo el Secretario General de la OCDE, Ángel Gurría.

El documento fue elaborado con la orientación de un grupo de expertos formado por más de 50 miembros de gobiernos, instituciones académicas, empresas, sociedad civil, organismos internacionales, la comunidad tecnológica y los sindicatos; además cuenta con el respaldo de la Comisión Europea.

1 COMMENT

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here