AT&T ha causado controversia al etiquetar sus servicios LTE Advanced como “5G E” en los teléfonos de sus clientes, los cuales, según OpenSignal, son un poco más lentos que los teléfonos de Verizon y T-Mobile que soportan las mismas tecnologías.

AT&T anunció anteriormente que aplicaría la etiqueta de marca “5G Evolution” en los mercados donde ofrece tecnologías LTE Advanced. A principios de 2019, AT&T comenzó a reemplazar el ícono “LTE” por un ícono “5G E” en los teléfonos que admiten esas tecnologías.

“5G Evolution es nuestro primer paso en el camino hacia 5G. Comenzamos por permitir velocidades más rápidas en nuestra red LTE existente, hasta 2 veces más rápido que el LTE estándar”, escribe AT&T.

La compañía de monitoreo descubrió que los teléfonos que entran en la definición de 5G E de AT&T registraron velocidades de descarga promedio de 28.8 Mbps.

Los teléfonos similares de Verizon registraron velocidades promedio de descarga de 29.9 Mbps y teléfonos de T-Mobile que admiten las mismas tecnologías registraron velocidades de descarga de 29.4 Mbps.

Las cifras 5G E de OpenSignal provienen de mediciones en teléfonos que llevan el software de seguimiento de la firma entre el 28 de enero de 2019 y el 26 de febrero de 2019.

Sin embargo, el ejemplo 5G E de AT&T destaca la medida en que difieren las experiencias 4G.

Lo que muestran los datos de Opensignal es hasta qué punto las redes LTE, o 4G, han mejorado desde el lanzamiento original de LTE. Tecnologías como la agregación de operadores, donde se utilizan dos o más bandas para conectar simultáneamente el teléfono inteligente de un usuario, 256 QAM o 4×4 MIMO, que en conjunto se denominan LTE Advanced Pro, ofrecen una experiencia mucho más rápida que la versión inicial de 4G que se lanzó en 2009-2011.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here