5G en Argentina: qué ocurrirá tras DNU en telecomunicaciones

0
246

iProUP – Juan Silvestrini

Llegó de forma intempestiva cuando nadie lo esperaba. El anuncio de Alberto Fernandez y el decreto 690/20 para convertir en esenciales las prestaciones de Internet, telefonía fija y móvil, y de la televisión paga golpeó de lleno a las distintas empresas del sector.

“La declaración de los servicios de conectividad a Internet como servicio público esencial pone en riesgo de subsistencia a más de 1.200 pequeños y medianos actores del ecosistema de Internet, que son Pymes y cooperativas de capitales nacionales que brindan su prestación principalmente en pequeñas y medianas localidades del interior del país”, aseguran desde la Cámara Argentina de Internet (CABASE).

Es que, a pesar de que la medida gana adeptos por el congelamiento de precios, fue duramente criticada por todo el sector telco. “Cambios unilaterales y sin consulta del marco jurídico en las telecomunicaciones generan gran incertidumbre“, afirma a iProUP José Otero, Vicepresidente para América Latina y el Caribe de 5G Americas, entidad que engloba a las principales operadoras del continente.

Con el malestar a flor de piel, aparecen todo tipo de problemas: la continuidad de estos servicios en condiciones de calidad requiere de la permanente realización de inversiones -dolarizadas en más de 80%, según CABASE- en redes y equipos, que se solventan con capital propio, sin acceso a fuentes nacionales o internacionales de financiación y que se repagan a partir de los importes en pesos cobrados a usuarios.

Como si esto fuera poco, el decreto llega en un momento en el que la tecnología 5G avanza a paso firme en distintas partes del mundo, incluida América Latina. Y este reciente revés, a ojos de los players del sector, parece alejar de tierras albicelestes la llegada de la quinta generación de tecnologías móviles.

Cerca pero lejos

Pese a que el “congelamiento de precios” fue el argumento principal por parte del Ejecutivo nacional para avanzar con la iniciativa, desde esta rama de actividad aseguran que su impacto principal se verá en los fondos destinados al desarrollo de esta nueva red.

“Si le preguntás a los inversores sobre sus planes para la Argentina, te responden que la decisión unilateral del Gobierno es un movimiento muy malo y que, además, deja un antecedente“, afirma a iProUP el experto en telecomunicaciones Enrique Carrier.

Al tiempo que en el país se debate el decreto, Uruguay, Brasil y hasta Surinam toman la delantera en el desarrollo regional del nuevo estándar. Como si esto fuese poco, Colombia y Chile también avanzan con sus respectivos planes para la implementación de esta tecnología.

Uruguay ya ofrece comercialmente 5G con una red destinada para servicios fijos. Los planes de inversión y lanzamiento los diseñan los operadores según la evolución de sus estrategias de negocio para el mercado que atienden. Argentina, como la gran mayoría de los países de América Latina, no cuenta con un plan de gobierno dirigido a acelerar la llegada de 5G“, asegura Otero.

En este sentido, el despliegue de una nueva tecnología depende de la estrategia competitiva de cada compañía, independientemente de si es pública (como Antel en Uruguay y Telesur en Surinam) o privada (Vivo en Brasil y TSTT en Trinidad & Tobago)

“En el resto de los países se mueven con normalidad. Firmás un contrato, ponés condiciones y obligaciones. Por el contrario, los cambios intempestivos quitan confianza cuando hablamos de inversiones de miles de millones de dólares. Son cifras muy importantes a largo plazo”, asevera Carrier.

Leer más: https://www.iproup.com/innovacion/16483-5g-en-argentina-que-ocurrira-tras-dnu-en-telecomunicaciones

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here