Liliana Corona, Tech Review

La tecnología móvil de quinta generación (5G), 20 veces más rápida que la actual 4G que da servicio en tu celular, no solo es para la descarga de películas en alta definición en apenas unos segundos o para la automatización de procesos en las fábricas. Esta evolución tecnológica también está al cuidado de tu salud.

Las aplicaciones de 5G en el ámbito de la salud van desde dispositivos como los monitores de signos vitales de pacientes, hasta ‘hospitales inteligentes’ que utilicen edge computing (procesamiento de datos en múltiples computadoras), inteligencia artificial y sensores para medir la interacción de los pacientes y el personal médico en las instalaciones para mejorar la atención o la comunicación entre la ambulancia y el hospital, por mencionar algunas.

“Este avance tecnológico también contempla la posibilidad de realizar diagnósticos y consultas a distancia, además de dar soporte a conectividad en traslados de urgencia e incluso cirugías remotas”, señala la organización 5G Americas, que agrupa a proveedores y fabricantes de la industria de telecomunicaciones en este continente.

Justo en medio de la pandemia por el coronavirus, 5G es una posibilidad de brindar atención de forma remota en tiempo real, con alta calidad de imagen y sonido, aunque todavía no es una realidad en México, mientras avanza en otros países.

“Lo que está evidenciando la pandemia es la saturación de los sistemas de salud y que las tecnologías de la información y comunicación son una herramienta para descongestionarlos, que sí se pueden hacer muchas cosas a distancia, como trámites y consultas virtuales, que le tienes que decir adiós a la burocracia para siempre”, dice Jorge Bravo, director general de Digital Policy & Law.

¿Qué falta para que 5G llegue a México?

La industria estimulará la llegada de esta tecnología al país, aunque todavía faltan las licitaciones del espectro radioeléctrico, la porción atmosférica donde viajan las señales de telecomunicaciones móviles.

Aunque ahora, la emergencia por el COVID-19 apremia a todas las soluciones que puedan implementarse en salud, este año no veremos 5G aplicado a este sector en México. “Se van a retrasar muy probablemente los concursos de acceso al espectro (…) en el sector salud no vamos a ver un despliegue específico de entrada, esos caso se van a adaptar después”, estima Jesús Romo, director de Telconomia.

Si bien debemos esperar por los beneficios que 5G puede aportar al sector salud, los sistemas públicos deben considerar las oportunidades de este recurso tecnológico. “La receta médica la puedes tener en el celular y te la deben surtir en la farmacia o puedes comprar los medicamentos en línea. El Expediente Médico Electrónico es urgente, incluso para conocer a quienes se contagiaron de COVID-19 y ahora requieren un tratamiento post enfermedad. En salud ya no debemos regresar a la normalidad porque esa normalidad no estaba funcionando”, destaca Bravo.

La tecnología móvil se vuelve fija

Aunque 5G se desarrolló como la evolución a la actual tecnología de transmisión de datos para dispositivos móviles, su alta confiabilidad para comunicaciones en tiempo real puede ayudar a los diversos aparatos que dan servicio en los hospitales, tanto fijos como nomádicos –aquellos que se cambian de cuarto, piso y paciente- y hasta en los traslados a alta velocidad como en los helicópteros médicos.

Algunos operadores de telecomunicaciones como AT&T brindan servicios de 5G en hospitales de Estados Unidos, como en el Instituto Lawrence J. Ellison de Medicina Transformativa de la Universidad del Sur de California y el Centro Médico de la Universidad Rush en Chicago.

Telcel en su caso ofrece en México con 4.5G e internet de las cosas para conectar dispositivos que monitorean la salud como relojes inteligentes para adultos y niños, así como localizadores de sistema de posicionamiento global (GPS, por sus siglas en inglés) para estar al tanto de adultos mayores, niños y mascotas.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here