La industria manufacturera está atravesando un período de rápida transformación digital y utiliza cada vez más datos y tecnología para mejorar la eficiencia dentro de la planta, mejorar la productividad y habilitar nuevos modelos comerciales en un entorno en el cual aumentan las presiones externas.

El aumento de la competencia global está ejerciendo presión sobre los precios, las demandas de los consumidores están cambiando más rápido que nunca y hay una escasez significativa de habilidades en la industria. Es por ello por lo que es importante discutir este tema.

Cuando hablamos de Industria 4.0, es inevitable hablar de conectividad. Precisamente, lo que está permitiendo que ahora se dé esta nueva Revolución Industrial es la tecnología 5G.

5G tiene el potencial de hacer crecer el Producto Interno Bruto (PIB) de fabricación global 4 por ciento, o poco menos de 740 mil millones de dólares para 2030. Este pronóstico está impulsado por nuevos casos de uso y mejoras en las aplicaciones existentes que 5G aporta de manera única en comparación con otras tecnologías, y cómo estas mejoras afectarán la productividad.

Ahora bien, 5G no sería relevante sin que coadyuvaran tecnologías como Nube, Big Data, Internet de las Cosas, Robótica, Realidad Virtual y Aumentada e Inteligencia Artificial. Todas estas tecnologías en conjunto hacen la transformación digital.

Me gustaría puntualizar que en cuanto a la transformación digital en manufactura y cadena de suministro, los fabricantes deben centrarse en la realidad extendida, los gemelos digitales, el modelado físico multi-dominio, Internet de los vehículos, la cadena de suministro digital y las aplicaciones de robótica en la nube.

¿Pero cuál es la relevancia de 5G en este tema?

5G resuelve problemas de conectividad y crea más escenarios donde el cómputo en la Nube y la Inteligencia Artificial se pueden aplicar a la fabricación y la cadena de suministro, brindando nuevas posibilidades a la industria.

La fabricación mundial ha entrado en la Cuarta Revolución Industrial. Las tecnologías digitales, de red e inteligentes revolucionarán los equipos y procesos de producción, así como el suministro de productos.

La aplicación de 5G a sistemas de I + D y diseño, sistemas de control de producción y sistemas de gestión de servicios revolucionará los procesos de producción de las industrias verticales. Esto transformará la fabricación en una industria premium más inteligente, flexible, orientada a los servicios.

5G tiene capacidades únicas que le permiten desempeñar un papel importante en el uso de datos (máquina, planta, producto y datos del entorno) de manera más eficaz. Para la industria manufacturera, las ventajas más importantes derivadas de 5G son:

  • La capacidad de conectar muchos más dispositivos y capturar más datos.
  • Garantizar que las conexiones sean ultra-fiables y seguras para evitar la pérdida de datos.
  • Reducir la latencia a niveles ultra-bajos de menos de 20 milisegundos para que los datos se capturen en tiempo real.
  • Posicionamiento preciso en escenarios dentro de edificios permite llevar a otro nivel la calidad y la supervisión en las líneas de producción. Estamos hablando de reducciones en tiempos de más de 80 por ciento.

Quiero mostrar un caso práctico ya implementado en América Latina. Es en Brasil y empezó a funcionar a principios de agosto de 2020, donde se materializó un escenario de aplicación de 5G de Campus Inteligente.

Es el almacén de Huawei en Sorocaba, que hemos implementado junto con el apoyo de Vivo de Telefónica. Este almacén tiene un área de 22 mil metros cuadrados con 36 puertos de carga y descarga, un valor de embarques de 33 millones de dólares mensuales que aumentará 30 por ciento a finales del 2021.

Anualmente, se hacen envíos a 32 mil sitios en todo Brasil. Aquí se administra todo el proceso desde la demanda de bienes en China, el transporte internacional, la producción y adquisición local de más de 500 tipos de materiales y componentes y se envían los bienes al cliente final por sitio.

Antes, todo el proceso de llegada de materiales y su identificación se realizaba manualmente. Con el almacén 5G, Huawei logró reducir de 12 a siete los pasos de proceso.

Aunque ya había automatización con 4G anteriormente, se manejaba una latencia de 100 ms que hacía que los robots fueran lentos o perdieran sincronía. Con 5G la latencia bajó a menos de 20 ms.

Otras tecnologías heredadas no podrían manejar la operación automatizada. Bluetooth, debido a la distancia entre los dispositivos, no lo soluciona. El Wi-Fi sería inestable. Y la red fija no es flexible, sin mencionar el costo de poner cable de punta a punta. Además, usando 5G se pueden conectar todos los equipos de oficina de forma inalámbrica evitando también el cableado.

La operación del almacén mejoró 25 por ciento, el tiempo de producción y envío bajó 30 por ciento y la rotación de inventario subió 20 por ciento.

Hay varios escenarios de aplicaciones y más de 300 terminales conectadas. Los principales escenarios son:

  1. El robot autónomo guiado y conectado con 5G, 100 por ciento inalámbrico.
  2. El sistema digital indoor de 5G permite que la latencia se mantenga al mínimo y no haya handover. Esto quiere decir que los dispositivos no tengan que cambiar la señal de un sitio celular al otro, lo que provocaría retrasos en la comunicación.
  3. Almacenaje flexible que utiliza estantes de inventario transportables que los robots mueven por todo el almacén.
  4. Utilización de Inteligencia Artificial para optimizar cada vez más los procesos y hacerlos más seguros.
  5. Aplicación Inteligente RFID (Identificadores de Radio Frecuencia).
  6. Sistema RFID de sensores que provee de información en tiempo real, brindando una verificación y revisión automáticas que permiten envío rápido de pedidos. 
  7. Balance de inventario con RFID que mejoró 20 por ciento la tasa de turn over.
  8. Línea de conteo automática. Aquí se hace el empaque, pesaje y conteo de los productos de forma automática en la misma línea.
  9. Y hay otros más como monitoreo de seguridad y nube para la gestión de pruebas.

5G en la manufactura 4.0 en América Latina es ya una realidad.