¿5G hizo a Ericsson mejorar sus expectativas de negocio a largo plazo?

La empresa sueca elevó su objetivo de margen de Ebita para 2022, luego de haber finalizado su plan de reestructuración que comenzó hace tres años.

0
138

Ericsson mejoró su objetivo de rentabilidad a largo plazo con un margen de Ebita (ganancias antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización) de entre 15 y 18 por ciento más allá de 2022, lo cual prevé lograr gracias a su posición de liderazgo en el mercado 5G.

Para 2022, la empresa sueca también aumentó su objetivo en el segmento de redes hasta un margen operativo de entre 16 y 18 puntos porcentuales, respecto a los 15 a 17 por ciento que tenía antes.

“Nuestro valor futuro está indiscutiblemente ligado a un crecimiento económico más amplio y estamos bien posicionados para desempeñar un papel de liderazgo en el ecosistema de operadores, empresas y tomadores de decisiones sobre cuyos hombres se basa el éxito total de 5G”, afirmó el Presidente y Director Ejecutivo de la compañía, Börje Ekholm.

Además, aseguró que la estrategia de la empresa está enfocada en el liderazgo tecnológico global en 5G y ahora se encuentra en la siguiente fase que consiste en hacer crecer el negocio a través del crecimiento empresarial.

En un mensaje previo a su día de mercados de capitales, la compañía de telecomunicaciones dijo que ya finalizó con éxito el plan de reestructuración que comenzó en el 2017 y “completó el establecimiento de una plataforma sólida para acelerar el crecimiento y las inversiones en aplicaciones empresariales 5G”.

Desde que arrancó su plan hace tres años, Ericsson sostuvo que ha recuperado la rentabilidad y está en camino hacia sus objetivos financieros para este año. Sin embargo, no estableció objetivos para el 2021.

Sin incluir los gastos de reestructuración (que aún reporta), la compañía mantuvo sin cambios su margen operativo para 2022 entre 12 y 14 por ciento. Aunque incrementó sus expectativas en redes y en servicios gestionados (inversiones en Inteligencia Artificial y automatización), el objetivo de margen operativo en los servicios digitales disminuyó a entre 4 y 7 por ciento (antes era de 10 a 12%).

Pese a las buenas expectativas generales, Ericsson apuntó que la actual incertidumbre geopolítica y comercial puede tener un impacto adverso en su negocio y en el mercado, refiriéndose a la guerra comercial entre Estados Unidos y China, el cambio de gobierno en el país norteamericano y la exclusión de proveedores chinos en el desarrollo de 5G en Suecia.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here