Según la Asociación de Infraestructura Inalámbrica (WIA), a medida que los operadores móviles avancen con planes agresivos para la implementación de las redes 5G, se necesitará una fuerza de trabajo que comprenda cómo implementar tecnologías de red cada vez más complejas.

La industria inalámbrica está recibiendo un amplio apoyo gubernamental de todas las agencias federales para respaldar la preparación de la red y la inversión para 5G.

Más de 20 estados han aprobado legislación relacionada con las células para facilitar el despliegue, manifestó el presidente y Director Ejecutivo de WIA, Jonathan Adelstein, durante un evento de Wireless Connect en la Universidad de Maryland.

Adelstein comentó que un informe de Accenture para la asociación inalámbrica CTIA, considera que 5G creará 350 mil nuevos empleos en la construcción y 850 mil empleos al considerar a los proveedores y otros socios, por lo que existe una brecha en las habilidades para llenar todos esos empleos con personal capacitado.

“Necesitamos personas en el campo que comprendan cómo implementar estas redes. La industria inalámbrica enfrenta una escasez de técnicos calificados para poner en funcionamiento las redes; debe desarrollar técnicos más calificados y capacitados para ayudar a cerrar esa brecha de habilidades”, agregó Adelstein.

Por su parte, Tom Kane, presidente de la compañía de infraestructura NB + C, dijo que “5G es la red más difícil. No hay dudas al respecto, el concepto de transmisión ha cambiado completamente para todos. Mientras las transiciones de 2G a 3G y 4G fueron sucesiones de la misma infraestructura (torres, tejados y otros usos auxiliares), ahora gran parte de la infraestructura se está moviendo”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here