5G será clave en los nuevos modelos de producción

400

La instalación de redes 5G será clave para la habilitación de nuevos modelos de producción y organización industrial en prácticamente todas las industrias. En ese sentido, permitirá también a los operadores pasar de la oferta de servicios de Internet móvil a la oferta de complejos sistemas de Internet de las cosas (IoT), señala un nuevo estudio publicado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

Como parte de los trabajos de la Séptima Conferencia Ministerial sobre la Sociedad de la Información de América Latina y el Caribe celebrada el pasado noviembre de 2020, la Cepal publicó el documento Tecnologías digitales para un nuevo futuro, en el que se incluye el estado de la región y las propuestas para favorecer el uso y el despliegue de las tecnologías digitales para un desarrollo más inclusivo y sostenible.

En el caso de redes 5G, la compañía señala que las características de la nueva red como baja latencia, mejor velocidad y atención masiva de dispositivos podrá habilitar usos innovadores por cada segmento de la industria. Explica que aun cuando las redes 4G permiten el uso de tecnologías como Edge Computing, serán las redes 5G y la Inteligencia Artificial (IA) las que acelerarán la adopción de modelos de Industria 4.0, facilitando aumentos en la productividad y la competitividad y mejoras en la sostenibilidad.

Respecto a la sostenibilidad, el documento señala que el uso de estas tecnologías ayudaría a disminuir las emisiones globales de carbono hasta en un 15 por ciento, es decir, casi un tercio de la reducción del 50 por ciento propuesta para 2030, mediante el desarrollo de soluciones para los sectores de la energía, la manufactura, la agricultura y la explotación de recursos naturales, la construcción, los servicios, el transporte y la gestión del tráfico.

La Cepal cita de estudios relacionados que esto puede compensar parte de los efectos negativos de producción y el uso de esas tecnologías, que implican un gran consumo de energía —1.4% del total mundial—, una masiva generación de desechos electrónicos (e-waste) y la explotación de recursos naturales, como el cobre y el litio.

En cuanto a las eficiencias logradas para los operadores, la Cepal señala que el 5G les abrirá las opciones de virtualización de red, con una consecuente reducción de los costos operativos. Asimismo, la virtualización de las redes permitirá automatizar y flexibilizar los procesos, con la consiguiente escalabilidad y mayor dinamismo en la gestión de red.

“Los operadores de red se convertirán en proveedores de servicios digitales, lo que representa una disrupción del modelo de negocios del sector”, señala el organismo multilateral.

Según un estudio realizado por los especialistas Raúl Katz y Sebastián Cabello en 2019, citado por la Cepal, el despliegue de las modalidades de evolución de la tecnología 4G hacia la 5G podría aumentar el PIB de América Latina entre 229 mil y 293 mil millones de dólares hasta 2030.

Lo anterior deriva de dos escenarios. Por un lado, un escenario base, de despliegue urbano-suburbano, enfocado en centros metropolitanos de primer y segundo nivel con velocidades y capacidades de redes que seguirán siendo consistentemente inferiores en las áreas rurales. Por el otro, un escenario nacional de máxima, donde la experiencia de velocidad y calidad de los servicios es más uniforme en las áreas donde se concentra el 95 por ciento de la población.

🎤#Entrevista | América Latina necesita difusión masiva de las TI en todos los sectores económicos para generar mayor productividad: Mario Cimoli

En el documento de la Cepal, Alicia Bárcena, secretaria Ejecutiva de la Cepal, destaca los importantes avances de la digitalización en los últimos 15 años desde la presentación de la primera agenda digital en la región. Por un lado, resalta el papel de los teléfonos inteligentes en la ampliación de la conectividad y el acceso a la información para la población, incluyendo redes sociales o entretenimiento. Asimismo, destaca el uso de aplicaciones avanzadas como analítica de grandes datos, cadenas de bloques (Blockchain) y computación en la nube.

Sin embargo, pese a los beneficios evidentes en el uso de nuevas tecnologías, Bárcena advierte también sobre algunos resultados negativos inesperados. Al mismo tiempo que cierta parte de la población tiene acceso a los servicios digitales, aún existe una parte importante que se ha visto excluida de la revolución digital, principalmente porque sus ingresos no les permiten acceder a una conectividad significativa o dispositivos.

Asimismo, han surgido nuevos retos como la aparición de las noticias falsas, ataques cibernéticos y la pérdida de la privacidad de los usuarios, todo en un contexto mundial más adverso de crisis ambiental y luchas geopolíticas.

“La pandemia de Covid-19 ha acentuado todos esos problemas y ha llevado al mundo a la peor crisis económica desde la Segunda Guerra Mundial. Las tecnologías digitales han sido herramientas fundamentales para hacer frente a los efectos de la pandemia. Sin embargo, los beneficios derivados de su uso se ven limitados por factores estructurales, como la conectividad (acceso, uso y velocidad), las desigualdades sociales, la heterogeneidad productiva y la escasa competitividad, así como por el acceso restringido a los datos y a la gestión de la información, entre otros factores”, agrega.

El documento incluye un resumen de trabajos de la Conferencia y propuestas discutidas por los miembros de la Cepal en temas de sostenibilidad, digitalización para el bienestar social y la inclusión, digitalización para el desarrollo productivo y gobernanza y agendas digitales. El documento se puede descargar aquí.