6G presenta oportunidades, pero también retos regulatorios y de infraestructura: SoftBank

311

Aunque las redes 5G apenas han comenzado a ser desplegadas alrededor del mundo, operadores, fabricantes y organismos de estandarización han comenzado a explorar las características que deberá cumplir la siguiente generación de redes celulares, de acuerdo a las expectativas de los casos de uso.

SoftBank, el tercer operador móvil más grande de Japón, considera que los grandes retos del servicio se encontrarán en el mayor despliegue de infraestructura y nuevos enfoques regulatorios que permitan la liberación de mayor espectro. SoftBank también es propietario de uno de los más grandes fondos de inversión en el mundo, Vision Fund, con recursos disponibles por hasta 100 mil millones de dólares.

Mediante una entrada en el blog de la compañía, SoftBank señala que se está en las etapas tempranas del desarrollo del nuevo estándar, por lo que múltiples tecnologías aún deben ser aprobadas o desechadas, según cumplan los requerimientos esperados. Se estima que una conexión 6G podría lograr velocidades de hasta 1 Tbps y una latencia de millonésimas de segundo.

La compañía señala que las velocidades de Terabit permitirían comunicación instantánea entre nuestros dispositivos, Internet, vehículos y alrededores, con la industria y las empresas quienes experimentarán el mayor impacto del nuevo estándar.

Se estima que el salto entre cada generación celular es de aproximadamente 10 años, por lo que “6G es una tecnología para la década de 2030”, dijo Ryuji Wakikawa, vicepresidente y jefe de la División de Tecnología Avanzada de SoftBank Corp.

“En este momento, todavía se encuentra en un nivel fundamental de investigación y desarrollo que se lleva a cabo principalmente en las universidades”. Wakikawa señaló que durante los últimos cuatro años, “hemos estado colaborando con más de 10 universidades en una variedad de tecnologías y aplicaciones 6G”.

Un tema de investigación del que habló el vicepresidente es la telesalud. Para proporcionar diagnósticos y tratamientos rápidos y confiables de forma remota, por ejemplo, para víctimas de accidentes cerebrovasculares, el objetivo será la comunicación en Tbps.

“Otras tecnologías que estamos investigando conjuntamente, son nuevos tipos de antenas y amplificadores, computación cuántica y criptografía; algunas tendrán éxito, otras no”, dijo. Porque, agregó, esa es la naturaleza de la investigación básica: es un momento para descubrir lo que funciona y descartar lo que no. “Pero el objetivo es eventualmente construir un mundo digital virtual para la década de 2030 que mejorará todas nuestras vidas”.

SoftBank considera que uno de los mayores desafíos del nuevo estándar será la ampliación de cobertura de la infraestructura, ya que no sólo se destinará para cubrir la comunicación entre personas, sino que se utilizará también para el monitoreo de sensores o vehículos, aun en zonas de baja densidad poblacional.

Uno de los aportes que la compañía espera añadir al estándar 6G es la integración de comunicaciones satelitales, que podrían evitar la construcción de miles de estaciones base, reduciendo los costos de la infraestructura.

SoftBank ha comenzado a desarrollar Redes No Terrestres (NTN, por sus siglas en inglés), una infraestructura en el aire, para brindar conectividad integral desde la estratósfera y el espacio una vez que se integra con las estaciones base terrestres.

En mayo de 2021, SoftBank acordó trabajar con OneWeb para promover y ayudar a desarrollar el servicio satelital de órbita terrestre baja (LEO) de OneWeb en Japón y el resto del mundo. Posteriormente, en junio, la compañía anunció también una asociación con Skylo Technologies para proporcionar su servicio satelital de órbita terrestre geosincrónica (GEO) en Japón.

Además, HAPSMobile, subsidiaria de SoftBank, está desarrollando un sistema de aeronaves no tripuladas para su despliegue en la estratósfera. HAPS significa High Altitude Platform Station y tiene la ventaja de proporcionar comunicaciones de baja latencia mediante un avión autónomo llamado Sunglider alimentado por células solares y que tiene una altitud más cercana a la Tierra que los satélites.

Como HAPS usa las mismas frecuencias que las estaciones base terrestres, tiene la ventaja adicional de poder comunicarse directamente con teléfonos inteligentes y dispositivos convencionales, explica la compañía.

SoftBank asegura que su objetivo es proporcionar en los próximos años conectividad integral para las industrias pesquera, marítima y minera, y también atender las necesidades de empresas, consumidores y gobiernos regionales al brindar una conectividad 4G y 5G más amplia, mientras la infraestructura en el aire prepara el camino para una cobertura terrestre general de 6G.

Además de los desafíos arquitectónicos y tecnológicos que debe superar 6G, también requerirá un nuevo conjunto de regulaciones de la industria para regular su asignación y uso del espectro de radio.

“Muchas de las regulaciones que se utilizan hoy en día se redactaron durante la era analógica de hace 50 años”, dijo Wakikawa. “La tecnología inalámbrica digital ha hecho grandes avances desde entonces. Ahora las regulaciones deben ponerse al día con nosotros”, aseguró.