Los vehículos autónomos han generado una gran expectativa debido a las facilidades que prometen así como los daños que podrían causar.

Es por ello que en el portal Techopedia enlistó los siete mitos más comunes para los vehículos que se manejan solos.

Mito 1. Los vehículos autónomos son fáciles de hackear.

Este mito se originó por un experimento realizado en 2015 por periodistas de Wired. Un hacker pudo controlar su vehículo de forma remota; sin embargo, dicho vehículo no era autónomo.

En primer lugar, el experimento tuvo lugar en 2015, por lo que la tecnología de seguridad es ahora más avanzada; en segundo lugar, los autos sin conductor son mucho más seguros dado que su compleja conectividad entre múltiples sensores y capas de comunicación hace que un potencial ataque sea mucho más difícil de realizar.

Mito 2. Los vehículos autónomos no tendrán éxito porque hay personas que conducen por placer.

La opción de autoconducción es eso, una opción, es por ello que si es del gusto de usuario, podrá manejar su propio auto cuando lo quiera.

Mito 3. Los vehículos autónomos no pueden tomar decisiones de vida o muerte.

Este podría ser uno de los mitos que más ha golpeado la reputación de los vehículos sin conductor, dado que en 2018 un peatón murió en Arizona tras ser arrollado por un vehículo autónomo de Uber; sin embargo, las pruebas han demostrado que el error fue más humano que por parte de la Inteligencia Artificial del vehículo.

Mito 4. Un vehículo autónomo será muy costoso y no todos podrán tener uno.

Si bien es posible que su precio sea elevado en un inicio, los vehículos autónomos están pensados para ser accesibles. En su fase inicial serán implementados por flotas comerciales, es decir, una vez en el mercado abierto su tecnología ya habrá sido perfeccionada y su precio no será tan elevado.

Mito 5. No hay diferencia entre los vehículos tradicionales y uno autónomo.

No serán iguales, dado que los vehículos tradicionales están construidos alrededor de un controlador. Por no necesitar de un conductor, el interior del vehículo autónomo se centrará en la comodidad del pasajero, maximizando el espacio al eliminar pedales, controles de transmisión y volante, los cuales son retráctiles.

El diseño exterior puede eliminar la necesidad de orientarse en una dirección específica, y puede volverse más redondo o más en forma de caja, con asientos orientados en todas direcciones.

Mito 6. Una vez que salgan al mercado sólo habrá vehículos autónomos.

Para que los vehículos que se conducen solos puedan funcionar de manera óptima hace falta una infraestructura igualmente moderna que auxilie el camino de cada uno de ellos, es decir, las calles se tendrán que volver inteligentes. Los postes inteligentes y sensores en las calles serán necesarios antes de que ocurra una revolución completa.

Mito 7. Los autos que se manejan solos son tecnologías costosas en todos los sentidos.

El desarrollo de los vehículos en este momento sí representa una costosa inversión; sin embargo, una vez que se conviertan en la corriente principal, los vehículos de autoconducción generarán ahorros de dinero en varias formas, por ejemplo: al ser más seguros, se gastará menos dinero en reparaciones y seguros de auto, además también podrán ahorrar combustible, por ejemplo estando en el tráfico.

Por último, es cierto que los vehículos autónomos podrán ser un punto a favor de las personas en muchos sentidos; sin embargo, su desarrollo y éxito mucho depende de la aceptación del público, así como las regulaciones necesarias y la tecnología de apoyo para echarlos a andar.

¿Estás listo para el futuro?

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here