El operador holandés KPN realizará una prueba para instalar red de fibra óptica que ha sido fabricada con 90 por ciento de plástico reciclado y 10 por ciento de plástico nuevo. La prueba está programada para septiembre en Buitenpost (Frisia) y Nijmegen Dukenburg, en los Países Bajos.

La instalación de la fibra se vuelve sostenible debido a que se utiliza un cable de 4.5 mm en un tubo de 10 mm en lugar del cable convencional de 6 mm en un tubo de 14 mm. Esto reduce el volumen de plásticos utilizados en un 50 por ciento, ya que el cable y el tubo son más delgados y flexibles, y los recorridos de cables están menos estresados, permitiendo que los tubos de repuesto se puedan reutilizar. Además, se reduce también el número de bobinas de madera en un 70 por ciento.

Joost Steltenpool, responsable de la red de fibra óptica en KPN, señaló que la compañía se ha comprometido desde hace años con la sustentabilidad y por ello ha investigado cómo instalar fibra óptica de manera más rápida, sustentable y con menos inconvenientes. “La ambición no es sólo proporcionar Internet ultrarrápido a tantas personas como sea posible, sino también queremos hacerlo de manera razonable”.

Dicha innovación se ha desarrollado en conjunto con socios como Allinq, Van Gelder Telecom, Prysmian Group y VolkerWessels Telecom. KPN planea llevar fibra a más del 40 por ciento de los hogares holandeses para fines de 2021. Actualmente, cerca de 2.6 millones de hogares están conectados a la red de fibra óptica de la compañía.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here