A pesar de repuntar en el cuarto trimestre, Oi siguió aumentando sus pérdidas en 2020

0
180

Oi presentó ingresos netos negativos en 10 mil 530 millones de reales (mil 823 millones de dólares) en 2020. La compañía sintió el impacto de la Covid-19 y, en medio de su recuperación judicial, mostró un resultado peor que en 2019, cuando las pérdidas habían sido de 9 mil millones de reales (mil 563 millones de dólares).

El Ebitda anual se ubicó en 5 mil 845 millones de reales (mil 015 millones de dólares), cifra 2.8 por ciento más baja en la comparación, con un margen de 31.1 por ciento. La empresa invirtió 7 mil 299 millones de reales (mil 267 millones de dólares) en 2020, un 6.9 por ciento menos que el año anterior. El 65 por ciento del dinero se destinó al desarrollo de fibra óptica.

Oi facturó en Brasil 18 mil 557 millones de reales (3 mil 222 millones de dólares), una baja del 7 por ciento interanual como consecuencia de una caída en todos los segmentos: 10.7 por ciento menos en el apartado residencial, 3.8 por ciento menos en móvil y 5.5 por ciento menos en B2B, entre otros.

La compañía, que avanza en su estrategia el desprendimiento de activos, terminó el año con 52.1 millones de unidades generadoras de ingresos.  Del total, 11.7 millones corresponden al segmento residencial (-7.5 por ciento), 33.5 millones al apartado móvil (-1.4 por ciento) y 6.7 millones son clientes empresariales (+1.7 por ciento). El resto corresponde a teléfonos públicos aún en funcionamiento.

Oi mantiene como objetivo el crecimiento en fibra óptica al hogar. Cerró el año con 9.1 millones de viviendas pasadas, de las cuales 2.1 millones ya contratan servicios al operador. La tasa de ocupación es, entonces, de 23.2 por ciento. Agregó en el cuarto trimestre 120 mil clientes de este tipo por mes.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here