Advierten sobre el impacto de prohibir a Huawei para 5G en Brasil

La diputada Perpétua Almeida advirtió que cualquier restricción a los proveedores de 5G puede afectar la integración de la infraestructura en uso, con una consecuencia directa en los servicios ofrecidos y los costos asociados.

453

El gigante de telecomunicaciones chino Huawei está atravesando un momento complicado en diversos países frente a posibles vetos de su tecnología, entre los cuales está Brasil. Sin embargo, para el operador Claro, propiedad de América Móvil, algunas de las opciones planteadas como la adopción del modelo de redes de acceso abierto con múltiples proveedores (OpenRAN) no podrá suplir la demanda dejada por Huawei ante una eventual prohibición para 5G en Brasil.

“Se necesita acceso, transmisión, núcleo. El 5G no es sólo una antena, y OpenRAN no es un sustituto de Huawei. No es apropiado tratar estos dos temas juntos, hay que tratarlos por separado”, dijo el Director de Ingeniería de Claro, André Sarcinelli, durante el evento Telco Club.

El operador ya se ha opuesto públicamente a un posible bloqueo de Huawei desde 2019. Recientemente, Conexis Brasil Digital, entidad que representa a los operadores, se opuso oficialmente a la medida. En los últimos meses, Estados Unidos ha promovido OpenRAN como una alternativa al 5G en caso de que se prohíba al fabricante chino.

Recomendado: EUA firma acuerdo de financiación para 5G en Brasil, sin Huawei

Los operadores no son los únicos en Brasil que han mostrado su preocupación ante la posible prohibición. La diputada Perpétua Almeida destacó la importancia de crear un Grupo de Trabajo para acompañar la implementación del 5G en el país, y llamó la atención sobre el impacto de excluir a Huawei de la lista de proveedores de equipos para la implementación de tecnología en Brasil.

Durante el pleno virtual de la Cámara de Diputados, Almeida declaró: “No podemos aceptar que cuestiones ideológicas y no técnicas estén al frente del debate de 5G en Brasil”.

La diputada advirtió que cualquier restricción a los proveedores de 5G puede afectar la integración de la infraestructura en uso, con una consecuencia directa en los servicios ofrecidos y los costos asociados.

“El 5G será un vector fundamental para el crecimiento del país, por lo que el debate amplio es fundamental. Hay un llamado de las empresas a que las discusiones sean técnicas y no ideológicas, por lo que es importante que la Cámara interfiera en el proceso y no se quede sólo mirando la pelea”, puntualizó.