El Financiero Darío Celis

El Paquete Económico presenta modificaciones y adiciones a la Ley Federal de Derechos que encarecen sustancialmente las bandas de frecuencias del espectro radioeléctrico.

Especialmente sobre las que corren los servicios de banda ancha móviles, hoy día con un potencial impacto en los bolsillos de los abonados de las redes celulares que en realidad somos todos los mexicanos.

El mismo Instituto Federal de Telecomunicaciones había recomendado bajar los derechos y no aumentarlos, como contrariamente el paquete que entregó el secretario Arturo Herrera lo plantea.

Igualmente, las bandas que permitirán el despliegue de las redes 5G que posibilitarán los servicios de Internet de las cosas y mejoras a la vida, seguridad, educación y salud de las personas, están siendo gravadas.

El derecho inhibirá más el apetito de invertir en ellas por parte de los operadores que ya de por sí ven en este despliegue una inversión enorme, cuya rentabilidad vendrá varios años después de su inicio de servicios.

Ya le adelantábamos ayer que se prendieron las alarmas en América Móvil de Carlos Slim, AT&T que preside Mónica Aspe, Telefónica-Movistar que dirige Camilo Aya e Izzi que comanda Salvi Folch.

Un primer análisis financiero de bote pronto arroja que en la banda de 850 megahertz, que hoy se usa para prestar servicios móviles de banda ancha, el costo por megahertz/Pop se encarecerá alrededor de 56%.

Así, se estará colocando en 1.56 pesos, lo que para un bloque de 50 megahertz en esa banda a nivel nacional puede representar la friolera de 8 mil millones de pesos anuales, o 363 millones de dólares.

Ese aumento puede afectar las tarifas al consumidor y representa en los hechos un incremento en impuestos (derechos de explotación) a los operadores y uno indirectamente aplicado a los usuarios.

Asimismo se ve afectada la banda de 3.5 gigahertz que sirve para el despliegue de la la red de nueva generación 5G, que ahora al ser utilizada en servicios móviles empieza a costar 0.18 pesos el megahertz/Pop.

Pero lo que para un bloque de 30 megahertz a nivel nacional representará 540 millones de pesos anuales o 24 millones de dólares adicionales, que lo más probable es que sean repercutidos a los consumidores. Hoy esa banda en uso fijo no genera derechos.

La banda de 600 megahertz, que es ideal para la 5G, ahora le imponen un costo por megahertz/Pop igual al que ya se paga por la banda de 1.9 gigahertz, que equivale a 0.53 pesos.

Así, lo que en un bloque de 30 megahertz con cobertura nacional va a costar mil 590 millones de pesos anuales, o 72 millones de dólares, cuando la de 700 megahertz, que es prácticamente para el mismo uso y es explotada por la red compartida, cuesta solo 0.10 pesos el megahertz/Pop.

Con estas medidas recaudatorias sí se están aumentando los impuestos y de manera indirecta afectando los bolsillos de los millones de abonados de servicios móviles de banda ancha.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here