Airband de Microsoft, el programa que lleva Internet a zonas rurales de Colombia

57

Enter – Diana Arias

Airband es una iniciativa global con la que Microsoft asume uno de sus compromisos sociales de llevar servicio de Internet rural a las poblaciones apartadas, apoyado de alianzas con gobiernos y fundaciones. En Colombia, se estima que el 37 % de la población no tiene acceso a Internet; sin embargo, la conectividad se centra en las zonas urbanas. Actualmente, solo el 9,4 % de los hogares en zonas rurales cuenta con un computador de escritorio, portátil o tableta, lo que ha dificultado el proceso educativo de niños y jóvenes en estas zonas durante el COVID-19 y el acceso a las oportunidades de estas comunidades, según datos de un estudio de la compañía.

Microsoft planea usar la tecnología de espacios en blanco de televisión (TVWS, por sus siglas en inglés). Esta usa los espacios que no están en uso del espectro electromagnético. Usualmente, se ha han dejado de usar por el paso de la televisión analógica a la digital, estos espectros se usan para enviar señal de Internet de alta velocidad y que esta no se vea afectada con tanta facilidad por la geografía de nuestro país. Como sí sucedería con las antenas y satélites. «Esta conectividad de última milla para las regiones más apartadas implica grandes desafíos. Solo se logrará de manera exitosa si se implementa un enfoque de múltiples partes interesadas. Por esto, Microsoft junto a gobiernos, otras empresas privadas y líderes locales para que se unan en adaptar tecnologías innovadoras y modelos de negocio incluyentes», explica la empresa en su comunicado.

El sentido del programa Airband es impulsar una conectividad con sentido social, que se enfoque en promover la transformación digital rural aplicada. Por ejemplo, a la agricultura, la educación, el emprendimiento y la medicina, así como en fuentes de energía fuera de la red donde sea necesario para mejorar la productividad y el sustento rurales.

¿Cómo se ha implementado Airband en Colombia?

Microsoft ha comprometido recursos por cerca de $10.000 millones de pesos para el despliegue de esta tecnología en el país. Con esta inversión, tiene la meta de llegar a dos millones de personas conectadas para el 2022 en nuestro país y 40 millones alrededor del mundo.

La empresa ha trabajado en Colombia con la Fundación Alcaraván (Ecopetrol y Sierra Col), la Fundación Lavazza (con Alo Partners y Makaia), la Federación Nacional de Cafeteros, Telecaribe, RTVC y la ANTV y la Fundación Luker, entre otras, para conectar comunidades con TVWS. Entre los que resalta:

  • 130 escuelas en Antioquia, beneficiando a más de 10 mil niños.
  • 10 escuelas más en Nariño, a donde acuden 800 niños y jóvenes.
  • Una escuela en Aguadas (Caldas) y 2 más en Buenos Aires (Cauca) que benefician a 260 niños.
  • 8 fincas cafeteras y 2 escuelas en Meta, que distribuyen conectividad para 100 familias de la región (500 personas) de la comunidad
  • 90 familias y 450 personasen Córdoba.
  • 24 escuelas, 1.800 niños e impactamos a una población de 14.000 colombianos en Arauca.
  • 8 escuelas (650 niños) en Ovejas.

Se puede conocer más sobre los proyectos específicos en los siguientes enlaces: Arauquita, Xfarm, Lavazza y Telecaribe.

Este es uno de los tantos proyectos que existen en Colombia para cerrar la actual brecha de conectividad; especialmente la que existe entre zonas rurales y urbanas. Con el tiempo se espera que estas iniciativas sean claves para la tecnificación de los campesinos colombianos, que puedan abrir una puerta para crear nuevos modelos de negocio, cadenas productivas, acceso a mercados y rutas de comercialización apalancándose en la tecnología.

Será interesante ver como estos proyectos de empresas privadas funcionaran bajo los requerimientos de la nueva ley aprobada en el Senado en la que se declara el Internet como un servicio público y esencial en Colombia.