Airbnb anunció su apoyo para que se desarrolle un régimen fiscal de servicios digitales, el cual se está discutiendo dentro de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), con la finalidad de cerrar la brecha entre Estados Unidos y Europa.

La OCDE está actualizando las reglas fiscales que involucran a más de 100 países para que se adapten a la era digital, aunque las negociaciones se han atrasado debido al coronavirus.

“El sistema de casi un siglo que utilizamos en la actualidad no se diseñó tomando en cuenta la economía cada vez más digital y debería mejorarse”, señaló Airbnb en un comunicado.

Estados Unidos considera que un impuesto a los servicios digitales discrimina a empresas como Google, Facebook y Apple, pero la Unión Europea y el Reino Unido lo consideran una forma de aumentar los ingresos de las operaciones locales de estas empresas que hacen contribuciones limitadas a la economía pública.

La startup considera que “para que un sistema tributario global funcione de manera efectiva y eficiente, debe ser verdaderamente global, aplicarse de manera consistente a través de las fronteras y ser simple de cumplir”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here