De 2015 a 2018, la cobertura garantizada de 4G en México se duplicó desde 40.6 por ciento hasta 88 por ciento, impulsada por la actualización tecnológica de las redes móviles mediante una mayor asignación de espectro, de acuerdo con el reporte sobre mercados regulados del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) para 2019.

Las comunidades alejadas o rurales del país han sido las más beneficiadas, especialmente Oaxaca, donde al menos 56 de cada 100 habitantes tenía acceso a 4G hasta el año pasado, mientras que tres años atrás ni siquiera se registraba presencia de esa generación tecnológica.

También en Chiapas se ha incrementado la cobertura de 4G desde 9.3 puntos porcentuales en 2015 a 59 por ciento en el último año. En contraste, en la Ciudad de México, una entidad con mayor densidad poblacional donde se concentran los centros de trabajo y el mando polìtico, todas las personas pueden conectarse desde cualquier lugar, al menos en teoría.

Ambos estados del país siguen siendo los que registran una mayor brecha digital y donde la cobertura aún no logra superar el 60 por ciento. Por esa razón la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) los catalogó como zonas prioritarias dentro de su Plan de Cobertura Social, para que la recién creada CFE Telecomunicaciones e Internet para Todos se encargue de llevarles Internet.

Pese a los avances en implementación de banda ancha, todavía existe un fuerte rezago en el acceso a tecnologías de nueva generación, equivalente a 13 millones de personas en los municipios con menos habitantes y más alejados, señala el IFT.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here