Diecisiete Estados miembros de la Unión Europea (UE) ya han licitado espectro para las redes de quinta generación y, de ellas, las más avanzadas son Alemania, Finlandia, Hungría e Italia, que han asignado al menos 60 por ciento de las frecuencias en las bandas consideradas como pioneras para el desarrollo de 5G en el Código Europeo de Comunicaciones. 

Por el contrario, los países que aún no han entregado espectro para 5G son Bulgaria, Croacia, Chipre, Estonia, Grecia, Lituania, Luxemburgo, Malta, Países Bajos, Polonia y Eslovenia. La Comisión Europea determinó que a finales de este año las naciones integrantes deben liberar el espectro necesario para la nueva tecnología en las bandas de 700 MHz (60 MHz), 3.6 GHz (400 MHz) y 26 GHz (1000 MHz).

De acuerdo con el Índice de Economía y Sociedad Digital (DESI) 2020, los enfoques convergentes de gestión del espectro son esenciales para respaldar la inversión 5G, pero aún prevalecen resultados dispares en los esfuerzos de los países por poner a disposición las frecuencias.

La banda de 700 MHz ya ha sido asignada en siete naciones: Alemania, Dinamarca, Finlandia, Francia, Italia, Suecia y Hungría, pero se prevé que existan retrasos debido a la pandemia de Covid-19. Además, 13 Estados miembros de la UE ya han designado la banda de 3.6 GHz al menos parcialmente, siguiendo las condiciones técnicas de la Comisión, mientras que el espectro de 26 GHz únicamente se ha licitado en Italia, donde se desglosó en cinco lotes de 200 MHz cada uno.

En el informe, la Comisión Europea señala que “las implementaciones de red de banda ancha deben seguir el ritmo del rápido crecimiento del tráfico de Internet tanto en redes fijas como móviles”, por lo que es importante impulsar el desarrollo de las tecnologías más avanzadas y de mayor capacidad como 5G.

La región europea tiene una cobertura total de infraestructura básica para los servicios de banda ancha; sin embargo, sólo 44 por ciento de los hogares se beneficia en la actualidad de la conectividad de redes de muy alta capacidad, incluyendo la fibra hasta las instalaciones. En las zonas rurales, la cobertura es más baja (20%), especialmente en Grecia, el Reino Unido, Chipre y Austria, donde menos de uno de cada cinco hogares tiene acceso.

En ese contexto, el DESI 2020 hace énfasis en que el plan de acción de Europa para 5G, adoptado en 2016, tiene como objetivo promover el lanzamiento de servicios 5G en todas las naciones integrantes para proporcionar “conectividad ubicua, de ancho de banda ultra alto y baja latencia”. Además, resalta que 5G servirá a una amplia gama de aplicaciones y sectores para apuntalar la economía digital.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here