Alerta: mayoría de “gamers” hondureños prefieren cuatro videojuegos que incitan a matar

103

La Prensa Ariel Trigueros

Miguel “R”, quien prefirió mantener oculto su nombre real, comentó que la falta de empleo en San Pedro Sula y la ruptura de una relación amorosa lo encasillaron en una burbuja de soledad y lo orillaron a refugiarse en el mundo de los juegos de video.

Mercedes “P”, del municipio de La Lima, quien también optó por el anonimato, recordó que todo comenzó jugando dos, cuatro y hasta superar las 15 horas al día, se autodefine como una fanática de los juegos electrónicos y reconoce que su pasión por esto la ha llevado a perderse de mucho en la vida, sobretodo a nivel familiar.

En el mes de mayo de 2021, un joven de 16 años murió, según familiares, por adicción al juego Free Fire. Uno de sus parientes en San Pedro Sula relató que el menor cambió de carácter y fue decayendo progresivamente a tal punto en que dejó de hablar y mover sus manos.

En febrero de 2020, un niño de 12 años fue hallado muerto al interior de su vivienda localizada en barrio El Benque, de Jamastrán, El Paraíso, luego que discutiera con su madre por el uso del celular. Informes preliminares indicaron que la madre del menor le reclamó porque se desvelaba jugando el videojuego llamado Free Fire en su teléfono móvil.

Por otro lado, en el mes de octubre de 2017, un niño de nueve años apareció sin vida supuestamente por jugar a la “Ballena Azul” en la ciudad de La Ceiba.

1. Grand Theft Auto: el objetivo es ganar dinero para unas bandas criminales y poder escapar, la forma de conseguir el dinero es exclusivamente violenta: robar carros, explotarlos, chocarlos, armarlos, atropellar personas, asesinarlas y quemarlas. Este es un juego destinado para mayores de 18 años, se puede jugar en consola y se debe comprar en físico o en tienda digital. Adquirir este juego representa unos 60 dólares (más de 1,500 lempiras).

2. Fortnite: se experimenta la guerra, destrucción, armas, violencia, derrotar al contrincante y alianzas con otros. Una de las funciones que más gusta es que se puede conversar y chatear (es opcional) con otros jugadores en tiempo real, aquí cualquiera puede conversar con un total desconocido sin que sus padres lo sepan. Este juego es idealmente para personas de 15 años en adelante, únicamente está en línea y es gratuito, basta con descargarlo de la tienda digital como si fuera una aplicación para teléfono.

3.Free Fire: consiste en que hasta 50 jugadores caigan desde un paracaídas en una isla en busca de armas y equipo para matar a los demás jugadores, quienes son libres de elegir su posición.

4. Call of Duty: posee fuerte contenido de violencia visual, verbal y sexual. Los participantes suelen usar auriculares con micrófono para comunicarse entre sí. Debido a que se trata de un juego violento de todos contra todos, se escuchan cascadas de ofensas, groserías e incluso amenazas a muerte.

Este es un juego de consolas y dispositivos móviles pensado para mayores de 18 años debido a lo fuerte de su contenido. Call of Duty saca habitualmente un juego cada año, hace un tiempo lanzaron al mercado uno que es meramente en línea, es gratuito, sólo se necesita estar conectado a internet desde una computadora o consola. Hay otro que se compra, su uso también es través de consola o computadora y su valor ronda los 60 dólares (más de 1,500 lempiras).

De los juegos se desprenden varias cosas que aparentan ser normales o sencillas, desde completar misiones a cambio de recompensas, hasta pagar con dinero real para que el usuario consiga contenido, armas, armaduras y un nuevo atuendo para el personaje, su valor oscila entre 99 centavos y dos dólares (más de 50 lempiras).

“Gamers” hondureños de sólida experiencia coincidieron que estos son los juegos, aparte del Fifa y League of Legends, que más se practican y que tienen contenido violento. También detallaron que muchos menores en el país los están jugando pese a no estar dentro de su clasificación, ya que algunos son gratuitos, fáciles de descargar y basta con tener un smartphone a la mano.

Hasta ahora no hay estudios que midan la cantidad de “gamers” que hay en Honduras, se presume que un aficionado tradicional juega mínimo dos horas por día y unas 10 a la semana, aunque hay algunos que juegan hasta 20 horas. Se supone que a nivel de consola quienes más juegan son los mayores de 16 años, mientras que los más pequeños del hogar lo hacen desde un celular.

En promedio, un aficionado hondureño está gastando alrededor de 60 dólares (más de 1,500 lempiras) mensuales, con dicha cantidad de dinero se puede comprar un juego nuevo o dos juegos viejos.

Leer más: https://www.laprensa.hn/premium/1469204-410/gamers-hondure%C3%B1os-ni%C3%B1os-adolescentes-alerta-videojuegos-peligrosos-violencia-matar