Algar Telecom demuestra casos de uso 5G para el agro en Brasil

313

Algar Telecom llevó a cabo una demostración de casos de uso 5G para la agroindustria en la ciudad de Uberaba, en Minas Gerais. La demo contó con la colaboración de Nokia y la Asociación Comercial, Industrial y de Servicios (ACIU), junto con startups locales.

Se trata de uno de los pilotos tecnológicos en zonas rurales que impulsa el Ministerio de Comunicaciones (MCom). Para las demostraciones, se utilizó la banda de 3.5 GHz que entregó la Agencia Nacional de Telecomunicaciones (Anatel) de forma experimental.

Se desarrollaron las experiencias como el Sistema de Apoyo al Diagnóstico de Pastizales Degradados (SIPADE), desarrollado en el Instituto Federal de Educación, Ciencia y Tecnología (IFTM) Triângulo Mineiro, y proyectos en Internet de las Cosas (IoT) para seguimiento ambiental, salud de animales y máquinas en agroindustria.

“La agroindustria brasileña, con 5G, le mostrará al mundo dos cosas: que nuestra agroindustria no deforesta la Amazonía, que no realiza deforestación ilegal; y que podemos duplicar nuestra producción, para ayudar al mundo, sin necesitar ni una hectárea, además de lo que ya usamos hoy”, dijo el Ministro de Comunicaciones, Fábio Faria, durante la exhibición.

Demonstração de experiências em Uberaba MG

Las demostraciones de casos aplicados a la agroindustria fueron realizadas por los socios BankSystem, Cowmed, Soil, Prime Field, GRANDEO Inteligência Analytics y el IFTM.

Por ejemplo, se otorgaron soluciones que permiten a los agricultores automatizar sus equipos de riego para reducir el consumo de agua y electricidad; que entregan imágenes en tiempo real con análisis de seguridad de la propiedad, detección de incendios e información sobre temperatura, humedad y color del follaje, con el objetivo de reducir las pérdidas económicas o aumentar la productividad; que monitorean la salud y comportamiento de los animales a través de collares, generando informes que permitan tomar decisiones de manejo más asertivas en las granjas; y soluciones que miden el punto ideal de cosecha portátil.

Se estima que la expansión de la conectividad en el campo podría impactar el valor bruto de la producción agroindustrial en un 9.6 por ciento, llegando a casi 102 mil millones de reales en cuatro años.