Alianza asiática: Sony y TSMC construirán planta de chips en Japón

Sony y TSMC construirán una fábrica de semiconductores en Japón, cuyo costo total asciende a los 7 mil millones de dólares.

283

Taiwan Semiconductor Manufacturing Co. (TSMC), el mayor fabricante de chips por contrato del mundo, y la compañía Sony construirán conjuntamente una fábrica de semiconductores en el oeste de Japón en medio de la escasez global de chips, reveló la agencia Nikkei.

La inversión total en el proyecto se estima en 800 mil millones de yenes (7 mil millones de dólares), y se espera que el gobierno japonés proporcione hasta la mitad del presupuesto.

El principal fabricante de repuestos para automóviles de Japón, Denso, también busca participar mediante la instalación de equipos en el sitio. De esta forma, el miembro del grupo Toyota Motor busca suministros estables de chips utilizados en sus autopartes.

Te recomendamos: Escasez de chips amenaza producción global de celulares y computadoras

Sony también podría tomar una participación minoritaria en una nueva compañía que administraría la planta, la cual se ubicará en un terreno propiedad de la compañía adyacente a su fábrica de sensores de imagen en la prefectura de Kumamoto, según revelaron varias fuentes a la agencia de noticias asiática. 

En la planta se fabricarán semiconductores utilizados en sensores de imagen de cámaras, así como chips para automóviles y otros productos, y está programado que entre en funcionamiento en 2024.

Los planes para la instalación, que sería la primera operación de producción de chips de TSMC en Japón, se producen mientras la industria tecnológica mundial se enfrenta a una escasez sin precedentes de semiconductores y a interrupciones en la cadena de suministro. En julio, el gigante tecnológico taiwanés confirmó que estaba “revisando activamente” los planes del proyecto.

Lee también: TSMC apunta a fábrica en EE. UU. y Japón por demanda de chips

Mientras que el gobierno japonés, que cada vez está más preocupado por mantener la estabilidad de la cadena de suministro en medio de la escasez de chips, subsidiará la mitad del costo total del proyecto, un gasto que será incluido en el presupuesto suplementario para el año fiscal 2021, a cambio de que el suministro para el mercado nacional tenga prioridad.

Los fabricantes de chips japoneses habían abandonado la carrera por el desarrollo de chips a gran escala en la década de 2010, y en cambio, optaron por subcontratar la producción de semiconductores de vanguardia a empresas como TSMC. Al aceptar la inversión directa de la empresa taiwanesa, Japón espera reactivar la producción de productos avanzados en el país.

Relacionado: Unión Europea lanzará una ley en busca de lograr la soberanía de chips

La inversión planificada se produce cuando las principales economías, como Estados Unidos y Europa, también están compitiendo por llevar la producción de semiconductores a sus territorios por razones de seguridad nacional. El Congreso estadounidense aprobó, a inicios de año, un proyecto de ley bipartidista de 52 mil millones de dólares para apoyar la investigación y el desarrollo, así como la fabricación de semiconductores.