Alphabet le dice adiós a sus globos flotantes de Internet

El proyecto Loon, de Alphabet, cerrará sus operaciones por no haber encontrado la forma de reducir costos y construir un negocio sostenible a largo plazo.

0
323

La matriz de Google, Alphabet, anunció que cerrará Loon, su proyecto que buscaba llevar Internet a las zonas remotas a través de globos flotantes colocados en la estratósfera.

Según una publicación del blog de la división X moonshot, de Alphabet, en los próximos meses Loon comenzará a cerrar sus operaciones y ya no será otra apuesta dentro de la compañía.

De acuerdo con Astro Teller, director de X, el proyecto Loon no pudo librar el camino hacia la viabilidad comercial, “a pesar de nueve años de innovadores logros técnicos”, como “navegar con precisión los globos en la estratósfera o desarrollar globos que soportan las duras condiciones de la estratósfera durante más de un año”.

Por su parte, el Director Ejecutivo de Loon, Alastair Westgarth, explicó en una publicación en Medium, que aunque encontraron varios socios dispuestos a apoyar el proyecto, no encontraron la forma de reducir costos lo suficiente como para construir un negocio sostenible a largo plazo.

Los ejecutivos afirmaron que los empleados de Loon serán colocados en otros roles en la división X, Google y Alphabet, pero un pequeño grupo se quedará para terminar con las operaciones del proyecto de forma segura.

¿Qué nos dejó Loon?

El proyecto de los globos flotantes de Google fue lanzado en junio de 2013 como un programa piloto. Su primera prueba se realizó en Nueva Zelanda, en donde se lanzaron 12 globos a la estratósfera.

El objetivo principal era llevar conectividad asequible a los mil millones de personas del mundo que siguen desconectados porque se encuentran en zonas rurales, difíciles de alcanzar o donde los servicios de Internet son demasiado caros para las personas de bajos recursos.

No fue sino hasta julio de 2020 que Loon lanzó su primer servicio comercial de Internet en Kenia, compuesto de una flota de 35 globos que cubrían un área de 50 mil kilómetros cuadrados. Loon también aportó su servicio para apoyar zonas afectadas por desastres naturales como en Puerto Rico, cuando fue azotado por el huracán María en 2017, y en Perú luego del terremoto en 2019.

Para ayudar a los afectados en Kenia por la pérdida del servicio de Loon, la empresa prometió un fondo de 10 millones de dólares para apoyar a organizaciones sin fines de lucro y empresas en Kenia dedicadas a “conectividad, Internet, emprendimiento y educación”.

Westgarth afirma que Loon dejó un importante legado de innovación. El equipo del proyecto logró crear un “sistema para lanzar de forma rápida y confiable un vehículo del tamaño de una cancha de tenis” sobre el límite con el espacio exterior.

También ampliaron su equipo de comunicaciones pasando de “tecnología que podría haberse fabricado en un dormitorio de la universidad” a un sistema de comunicaciones capaz de brindar cobertura de Internet móvil en un área de 11 mil kilómetros cuadrados, 200 veces más a la de una torre celular promedio.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here