El Economista – Antonio Lorenzo

José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica, ha enumerado los tres principales problemas que han lastrado la evolución de su acción durante el último año: el recelo de los mercados hacia el sector; las turbulencias en regiones y en divisas importantes en Latinoamérica y en el Reino Unido; y la atmósfera bursátil negativa del Ibex 35. Pese a todo lo anterior, Álvarez-Pallete considera que la cotización de los títulos alcanzarán “el auténtico valor”, ya que el “futuro pasa por las redes de Telefónica, cada vez más rápidas, seguras y con menor latencia”.

Así lo ha reconocido en el primer ejecutivo de la ‘teleco’ en su discurso ante la Junta de Accionistas, donde Álvarez Pallete ha mostrado su inconformidad ante la evolución de la acción. Así, el ejecutivo ha indicado que “la compañía se encuentra en el sector que peor se comportado en todos los índices bursátiles por segundo año consecutivo”. La alta inversión a futuro y una regulación con asimetrías entre los jugadores tradicionales y los ‘over the top’, se complica por el posible impacto en la caja de la compra de espectro en Alemania, actualmente en proceso. Además, también penaliza la acción de la teleco española “la debilidad de las monedas de algunos mercados latinoamericanos y emergentes, así como la incertidumbre del Brexit, pese a que O2 es la mejor operadora del Reino Unido”, recalcó.

En su discurso a los accionistas, el presidente de la multinacional ha recordado su grupo ha recortado su deuda en casi 14.000 millones de euros, hasta los 41.785 millones de euros, desde junio de 2016 al cierre de 2018. Esas cifras vienen a representar un importe similar al que hubiera supuesto  la venta de la filial O2 a Hutchinson, con la diferencia “que aún contamos con ella y con ingresos récord en el Reino Unido”.

Un ‘oasis’ frente a otros países

En el turno de respuestas a los accionistas, el presidente de Telefónica se ha felicitado por los logros alcanzados por España en los últimos 40 años, al tiempo que pidió “estabilidad institucional y política” para que España pueda aprovechar su posición de privilegio en despliegue de infraestructuras en la actual revolución tecnológica. “Si a España le va bien, a Telefónica le va bien”, ha resumido, tras valorar que España “es un oasis de estabilidad comparado con otros países de Europa”.

Álvarez-Pallete ha cifrado los ahorros de su grupo en 1.000 millones gracias a la digitalización de los procesos. Sobre este aspecto, Álvarez-Pallete ha recalcado que los servicios digitales de su compañía ya supone casi 7.000 millones de euros en ingresos, lo que equivale a la suma de los ingresos de empresas como Spotify y Dropbox. “Vamos a ser una compañía pionera en simplificación, eficiencia y cierre de redes y sistemas legados. También somos una compañía 100% digitalizada, en tiempo real, centrada 100% en el cliente y vamos a ser una compañía líder en creación y distribución de productos y servicios digitales propios y de terceros, que actúa con una red profundamente inteligente al servicio del cliente gracias a la inteligencia artificial”, explicó.

La ‘teleco’ ofrecerá desde julio un trato especial en la atención al cliente para todos sus accionistas

En su intervención, el presidente de Telefónica ha anunciado, a partir del próximo julio, un programa diferencial para los accionistas que sean clientes, “con importantes ventajas, entre ellas una atención personalizada y un seguimiento personalizado desde el primer contacto”

Asimismo, Álvarez-Pallete ha recordado que su grupo ha invertido 83.000 millones de euros desde 2012 para reforzar sus plataformas tecnológicas, con casi 52 millones de unidades inmobiliarias pasadas por fibra óptica, además de precisar que la teleco se “encuentra a la cabeza del cierre de centrales de cobre”.

En su análisis de los 95 años de historia de la compañía, Álvarez-Pallete ha indicado que “sólo el 5% de todas las empresas que cotizaban en la bolsa española cuando nació Telefónica ahora sobreviven con la configuración original, mientras que en la bolsa norteamericana son menos de la cuarta parte de las compañías que aún siguen vivas tras nueve décadas”.

En espera de la votación de las consultas realizadas a la Junta, el secretario general de Telefónica ha precisado que en la sala se encuentran 4.525 accionistas y 42.097 accionistas representados, lo que representa el 54,65% del total.

¿De qué se quejan los accionistas?

Desde el principio de sus días, hace ahora 95 años, la junta ordinaria de Telefónica ofrece a los accionistas que lo soliciten la oportunidad de dirigirse directamente al presidente de la compañía para así compartir con los accionistas las inquietudes, reproches y objeciones que consideren. En el caso de la teleco española, siempre se suceden intervenciones tradicionalmente farragosas y repetitivas que ponen a prueba la paciencia de la concurrencia. En esta ocasión, apenas un par accionistas hicieron caso omiso a las indicaciones del secretario general de la junta, quien solicitó la formulación de preguntas “breves y precisas”. Pese a que la mesa de la Junta está facultada para vetar las cuestiones que no guarden relación con el orden del día, nada de ello ha sucedido en el recinto ferial del Ifema de Madrid, con más de 4.500 accionistas de testigos. Entre los reproches más sobresalientes han destacado los siguientes. Las principales quejas de los accionistas se centró en la evolución bursátil, con la pregunta como “¿Cuáles son las claves para que mejore la acción de Telefónica?”.

Otro accionista recordó que los títulos de la teleco han mermado el 42% desde el año 2016 y del 25% desde el inicio de la presidencia de Álvarez-Pallete. Así, José María Soria afeó la gestión del presidente de Telefónica: “Señor Pallete, muy mal. La compañía es buena, excelente, pero ustedes son muy malos, administrativamente son muy malos”, dijo tras indicar que la acción ha mermado el 42% desde el año 2016 e instar a los directivos a “ponerse las pilas para poner la acción en 12, 13 o 14 euros que es lo que se merece”.

Por su parte, José Luis Pol indicó que dispone de acciones por las que pagó 36 euros y que ahora están a 7 euros. Rafael Miralles se preguntó por qué suben el precio de los servicios de Fusión, “practica habitual en el comportamiento de Telefónica”, mientras que Miguel Izquierdo denunció “el proceso de desmantelamiento acumulado de la compañía”, así como un “plan de incentivos recubierto de barniz de normalidad” y la conversión de “Telefónica en un cementerio de elefantes para zaplanas y javieres de paz que pululan por la compañía”.

Aprueba el pago de dividendos

La Junta de Accionistas ha aprobado por mayoría suficiente la aprobación de las cuentas anuales correspondientes a 2018, financieras y no financieras, así como la retribución al accionista de 0,40 euros por acción. Dentro de este último punto, la junta dio el visto bueno a la que remuneración se hiciera con cargo a reservas de libre disposición, en dos tramos. El primer pago de 0,20 euros por acción se realizará el 19 de junio de 2019 y el segundo pago, también de 0,20 euros por acción, tendrá lugar el 19 de diciembre de 2019.

Los accionistas también han respaldado las cuentas anuales, individuales y consolidadas -con un beneficio de 3.014 millones en el ejercicio pasado-, así como la información no financiera consolidada y la gestión del consejo de administración de Telefónica durante el ejercicio 2018.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here