Amazon Web Services es la nube que genera más emisiones de carbono en el mundo

903

Amazon Web Services (AWS) ha sido señalado como uno de los mayores consumidores de electricidad en Virginia, Estados Unidos, aumentando su huella energética y rompiendo su compromiso del 100 por ciento de energías renovables para sus operaciones globales.

En un informe publicado por Greenpeace, se destaca el pobre compromiso de Amazon por adaptar energías renovables para la operación de sus 55 centros de datos y 17 campus en Virginia, uno de los estados con mayor concentración de centros de datos en el mundo.

En 2014, las principales compañías de tecnología hicieron promesas para impulsar sus centros de datos con energía renovable. Pero de 13 compañías que operan en Virgina, sólo Apple, Microsoft y Facebook han mostrado cierto éxito al implementar un suministro de energía renovable en el estado.

El gran problema es que la demanda de electricidad para centros de datos en Virginia sigue creciendo dramáticamente acercándose a los 4.5 gigavatios. Según el informe, Amazon ha impulsado un crecimiento de 60 por ciento en los últimos dos años, con 1.7 gigavatios.

A pesar de su compromiso de energía 100 por ciento renovable, AWS parece haber tomado la dirección contraria al agregar 23 nuevos centros de datos desde 2017, lo que representó una demanda adicional de 626 megavatios, sin proyectos renovables agregados.

Si Amazon operara 24/7 sus centros de datos existentes en Virginia, podría consumir anualmente tanta electricidad como 1.4 millones de hogares en EE.UU.

La creciente demanda para alimentar los centros de datos en Virginia impulsa la demanda de combustibles fósiles y más emisiones de CO2 que contribuyen al calentamiento global.

Para que Virginia reduzca sus emisiones de gases de efecto invernadero es esencial que se descarbonize en la próxima década. El informe señala que Amazon se ha negado continuamente a ser transparente sobre los datos más básicos sobre sus emisiones o su contribución al problema climático.