Ambientalistas salvadoreños temen el colapso del sistema eléctrico por el bitcóin

164

Proceso Digital EFE

La Unidad Ecológica Salvadoreña (UNES) se mostró preocupada por el «impacto negativo» que tendría la minería de bitcóin en los ecosistemas del país y por el posible colapso del sistema eléctrico local y de Centroamérica.

El Congreso salvadoreño, de amplía mayoría oficialista, aprobó a inicios de junio pasado la Ley Bitcóin, con la que El Salvador será el primer país en darle curso legal al criptoactivo junto al dólar estadounidense.

El 9 de junio, el presidente Nayib Bukele informó sobre la creación de un plan para utilizar energía geotérmica, proveniente de los volcanes, para crear plantas en las que se pueda minar el bitcóin.

«Consideramos grave el ofrecimiento hecho por el presidente de promover la energía geotérmica para la minería del bitcóin, como energía limpia», señaló la UNES en un comunicado.

El proceso de minado del bitcóin consiste en que los llamados mineros, mediante potentes equipos de computación, resuelven problemas matemáticos en la «blockchain» y quien lo hace más rápido recibe las nuevas criptomonedas generadas.

La UNES añadió que los pozos para la generación de este tipo de energía «generan impactos ambientales negativos en las comunidades cercanas» al afectar la cantidad y calidad del agua, y se causa daño a la biodiversidad con su perforación.

La organización señaló que existen estudios que señalan que la minería informática «se traduce en la emisión de cientos de millones de toneladas de gases de efecto invernadero».

Agregó que El Salvador no tiene «la capacidad de abastecer este incremento de consumo, por lo que provocaría el colapso del sistema energético de El Salvador y de, incluso, Centroamérica, por la interconexión energética que existe».

La adopción del bitcóin como una moneda de curso legal en El Salvador es vista como una decisión poco o nada acertada por el 77,5 % de la población, de acuerdo con un sondeo universitario dado a conocer el pasado 8 de julio.

La encuesta del Centro de Estudios Ciudadanos (CEC) de la Universidad Francisco Gavidia (UFG) da cuenta de que el 24 % considera la decisión como poco acertada y el 53,5 % como nada acertada, mientras que el 12,9 % dice que es acertada y el 6,5 % muy acertada.

La apuesta de Bukele por el bitcóin supone, de acuerdo con la encuesta, la primera decisión cuestionada por buena parte la población, entre la que el mandatario cuenta con gran popularidad.