#DigitalMetrics | América Latina alcanzará 68 millones de conexiones 5G para 2025; seguirá reinando 4G

1055

Cerrar la brecha digital primero y asegurar el acceso de calidad después siguen siendo desafíos para América Latina que, mientras tanto, ha avanzado con la adjudicación de espectro compatible con 5G en algunos de sus países (Chile, Brasil, República Dominicana). La expectativa es que el camino se mantenga y, de la mano de nuevas redes y lanzamientos, la tecnología sea responsable del 12 por ciento de las conexiones totales para 2025.

Brasil será clave para que la región cuente con 68 millones de conexiones 5G de aquí a cuatro años, según se desprende de la nueva versión del estudio anual de economía móvil en América Latina de GSMA. En ese país, 5G representará un 20 por ciento de las conexiones para 2025, mientras que en México y Chile el 14 por ciento, respectivamente, y en Argentina el 12 por ciento, entre otros mercados.

5G no sustituirá a 4G, o al menos no todavía. De hecho, la cuarta generación móvil se consolidará como tecnología preferida en la región al pasar de una participación del 55 al 67 por ciento hasta 2025. El terreno que ganará 5G será el que deje, en principio, 2G, como consecuencia de una esperada reorganización de espectro por parte de los operadores para brindar mejores servicios.

En tanto, la cantidad de suscriptores únicos en América Latina alcanzará los 450 millones para fines de este año y aumentará a 485 millones para 2025, lo que representará al 73 por ciento de la población. La mitad de los nuevos suscriptores llegará de Brasil y México,mientras se espera un crecimiento exponencial en mercados que hoy tienen baja penetración, como Guatemala y Honduras.

En el mundo, China capitalizará las oportunidades 5G de la mano de 893 millones de conexiones esperadas para 2025, lo equivalente al 52 por ciento del total. América del Norte, por su parte, tendrá una cuota 5G del 63 por ciento, mayor que cualquier otra en la comparación por región. América Latina estará en el puesto 6 de 8 en cantidad y porcentaje de conexiones 5G, sólo por delante de la Comunidad de Estados Independientes y África Subsahariana.