Con la llegada de la pandemia, era claro que habría una recesión económica en prácticamente todo el mundo. En Argentina y Brasil, por ejemplo, hubo una depreciación de su moneda del 8 por ciento desde el inicio de la pandemia.

Como era de esperar, muchas personas recurrieron al dólar para poner a salvo sus bienes. El resultado fue que Estados Unidos aumentó su base monetaria, aproximadamente 549 mil millones de dólares; asimismo, hubo quienes se refugiaron en el oro, cuyo valor incrementó hasta un 17 por ciento en tres meses. No obstante, estos no fueron los únicos recursos de valor que se utilizaron.

De acuerdo con datos de Coinmarketcap, el interés por las criptomonedas en personas entre 18 y 24 años de edad creció un 80 por ciento y, en América Latina, su incremento fue del 60 por ciento, liderado por mercados como Colombia y México. Igualmente, Argentina duplicó su interés por las criptomonedas con respecto al mismo periodo del año pasado.

Cabe señalar que, si bien las criptomonedas tuvieron fluctuaciones en su valor, se recuperaron más rápidamente sin expandir su base de circulación.

“Lo más destacado de este periodo es que el volumen de transacciones diarias con criptomonedas a nivel global pasó de 67.1 mil millones de dólares a más de 132 mil millones de la misma moneda al 31 de marzo”, señaló Daniel Marconi, líder del Mercado de Servicios Financieros de Practia.

Según proyecciones de Statista, para el año 2022, la participación de medios electrónicos incrementará entre un 3 y un 6 por ciento. “Las tarjetas de crédito mantendrán su protagonismo en el mercado, pero las billeteras electrónicas acortarán la distancia con ellas”, agregó Practia.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here