América Móvil y Liberty Latin America combinan sus negocios en Chile

La empresa conjunta busca crear un negocio con mayor escala, diversificación de producto y una estructura de capital para realizar inversiones en FTTH y 5G.

937

América Móvil (AMX) y Liberty Latin America (LLA) anunciaron un acuerdo para combinar sus respectivas operaciones en Chile, Claro y VTR, para formar una alianza estratégica en la que cada una tendrá una participación del 50 por ciento.

Para esta joint venture, ambas compañías se comprometieron a contribuir negocios con deuda neta de mil 500 millones de dólares (Liberty Latin America) y 400 millones de dólares (de América Móvil). Adicionalmente, Liberty realizará un pago a la compañía de Carlos Slim por 100 millones de dólares.

Es el segundo acuerdo que en pocos días une a ambas compañías. El 15 de septiembre, Liberty Latin America adquirió por 200 millones de dólares las operaciones de Claro en Panamá.  

Esta joint venture combinará las operaciones complementarias de VTR, proveedor en el mercado de productos fijos de alta velocidad, tales como banda ancha y televisión de paga, donde conecta a cerca de 3 millones de suscriptores a nivel nacional, y Claro Chile, proveedor de servicios de telecomunicaciones que cuenta con más de 6.5 millones de suscriptores móviles en el país, para crear un negocio con mayor escala, diversificación de producto, y una estructura de capital que permitirá realizar inversiones significativas para expandir la red de fibra óptica y colocar en primer plano los servicios móviles de 5G.

Te recomendamos: #5GSeries | Chile 5G. Crear un hub digital con las redes del futuro

La transacción excluye todas las torres de telecomunicaciones que son propiedad indirecta de AMX en Chile. Además, el negocio de DTH de Claro Chile no podrá ser operado por VTR debido a las restricciones impuestas por el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia chileno, luego de su adquisición a Metrópolis en 2005.

Con esta unión, se espera que para 2025 la red fija de la fusionada cubra 6 millones de casas pasadas, la mayoría de las cuales tendría acceso a infraestructura FTTH.

De acuerdo con un comunicado, las partes esperan que la joint venture genere beneficios operativos significativos, incluyendo el correspondiente valor asociado, con un estimado de sinergias mayor a los 180 millones de dólares, esperando completar el 80 por ciento de las mismas dentro de los primeros tres años posteriores al cierre de la transacción. La mayoría de estos beneficios se relacionan con ahorros en costos, impulsados por eficiencias operativas y de red resultantes. Adicionalmente, las partes esperan que la unión genere ingresos adicionales a través de oportunidades de ventas cruzadas y de escala.

Con anticipación al cierre, las partes acordarán el equipo ejecutivo que liderará la empresa conjunta. El Consejo de Administración de la joint venture estará integrado por ocho personas, con cuatro representantes de cada parte. El presidente del Consejo de Administración rotará entre LLA y AMX. Algunos actos de la empresa conjunta estarán sujetos al consentimiento de ambas partes.

El cierre de la operación está sujeto a autorizaciones regulatorias y se espera que finalice en la segunda mitad de 2022.

Se trata de un acuerdo similar al que llevaron a cabo Telefónica O2 y Liberty Global en el Reino Unido.

Te recomendamos: La fusión de Telefónica con Liberty Global en Reino Unido, ¿podría tener su capítulo latinoamericano?