Business people has an meeting on smartphone. Isometric vector illustration.

El Consejo Directivo de la Agencia Nacional de Telecomunicaciones (Anatel) de Brasil aprobó, por unanimidad, convertir una sanción a Claro Brasil en el monto de aproximadamente 4 millones de reales, por obligaciones de cobertura. 

La propuesta es cubrir cinco ubicaciones en el noreste con 4G; consiste en el despliegue de la red en dos municipios de Alagoas, dos en Piauí y uno en Pernambuco.

El Presidente de la Anatel, Leonardo Euler, destacó que la herramienta es “nueva en el marco” del sector. “En este caso, contempla municipios muy pequeños, con baja población”, describió.

Recomendado: Multas a proveedores en Brasil se convertirán en inversión de infraestructura

Euler recuerda, no obstante, que corresponde a Claro decidir si cumplirá con la sanción convertida en obligación de hacer o si entrará en litigio. “Pero es un avance”, declaró. El asunto votado se debió a una solicitud de recurso administrativo interpuesto por el operador contra la decisión de la Superintendencia de Obligaciones de Control de la Anatel del 28 de diciembre de 2015.

La primera empresa a la que se le permitió convertir una multa en obligación de hacer fue Nextel, en 2019. En junio de 2020, la Anatel aprobó un Término de Ajuste de Conducta (TAC) de la compañía TIM; el acuerdo prevé la transformación de multas en inversiones en la expansión de la red 4G de la compañía en más de 300 municipios.

Sin embargo, el regulador recordó que a diferencia del TAC, con la obligación de hacer el operador no puede realizar una selección previa.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here