Apple da marcha atrás en el lanzamiento de tecnología para proteger a menores

Tras recibir varias quejas y comentarios, la marca de la manzana decidió retrasar por unos meses la implementación de sus herramientas para detectar imágenes de abuso sexual infantil.

211

Este fin de semana, Apple anunció que ha retrasado sus planes de implementar las controvertidas medidas de protección infantil contra depredadores sexuales, debido a las preocupaciones sobre privacidad que tanto expertos como organizaciones e incluso empleados de la empresa han externado.

“Según los comentarios de los clientes, grupos de defensa, investigadores y otros, hemos decidido tomarnos más tiempo durante los próximos meses para recopilar información y realizar mejoras antes de lanzar estas características de seguridad infantil de importancia crítica”, confirmó la compañía en un comunicado.

El mes pasado, Apple anunció una serie de herramientas con las que esperaba hacer más seguras sus plataformas para los niños. Una de estas medidas es la de escanear imágenes almacenadas en iCloud con el objetivo de detectar material de abuso infantil. 

La segunda función se basa en implementar Aprendizaje Automático en su app de mensajería iMessage, para detectar cuando un niño recibe un mensaje con imágenes con contenido sexual explícito. En caso de hacerlo, el menor recibe una advertencia en la que se informa que sus padres serán notificados en caso de abrir la imagen.

Preocupa el impacto en la privacidad del iPhone

Ambas funciones han sido criticadas por expertos como Edward Snowden y grupos defensores de la privacidad, quienes firmaron una carta para pedir a Apple que detenga sus planes, ya que estos cambios podrían funcionar como un puerta trasera para espiar personas.

En concreto, la principal preocupación es que la propuesta de sistema de escaneo de imágenes de Apple pueda ser aprovechada por gobiernos autoritarios y represivos para buscar otro tipo de material que les permita censurar y hacer arrestos injustificados.

Mientras que la tecnología en mensajes preocupa por las repercusiones que podría tener especialmente en los niños y adolescentes que tienen padres o tutores poco comprensivos respecto a sus preferencias sexuales o de identidad de género.

Por su parte, Apple insiste en que las nuevas medidas no suponen un riesgo para la privacidad de los usuarios y ha tratado de demostrar que los riesgos de falsas detecciones son relativamente bajos.

Sin embargo, la compañía se ha visto obligada a dar una serie de aclaraciones e incluso el jefe de Software de Apple, Craig Federighi, admitió durante una entrevista que no comunicaron de forma adecuada su mensaje.

Como resultado de la presión mediática, Apple ha decidido cambiar su línea de tiempo. Por el momento, se desconocen los cambios que realizará a esta nueva tecnología tras su retraso ni cuándo comenzará a implementarlos.