Argentina busca financiamiento con CAF para el cable submarino Humboldt

471

La semana pasada, la Secretaria de Innovación de Argentina, Micaela Sánchez Malcolm, se reunió con representantes del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) para trazar una línea de financiamiento para el desarrollo del Proyecto Humboldt, el cable submarino que unirá Sudamérica –desde Chile– con Asia.

“Este proyecto expandirá la conectividad internacional de Argentina, la integración digital regional, será una ruta directa única entre Asia y Sudamérica que diversificará las rutas actuales de conexión y potenciará el Plan Conectar”, publicó Sánchez Malcolm en su cuenta de Twitter.

El proyecto Humboldt es la fibra submarina que unirá Chile con Australia y Nueva Zelanda, para luego conectarse con el resto de Asia.

A principios de enero, el presidente de Argentina, Alberto Fernández, firmó un acuerdo estratégico con su par chileno, Sebastián Piñera, para sumarse al proyecto. La iniciativa ya cuenta con la participación de Brasil, Australia y Nueva Zelanda, y se podrían sumar Uruguay, Paraguay y Bolivia.

En los próximos meses, equipos técnicos de los países involucrados profundizarán las discusiones sobre las modalidades financieras y técnicas de la participación de las naciones en este proyecto de largo plazo.

El volumen total de inversión del proyecto se estimó en aproximadamente 400 millones de dólares y el plazo de la concesión público-privada que se espera operarlo se estimó en 25 años.

El cable, que contará con un sistema de ocho fibras ópticas y tendrá una capacidad inicial de transmisión de datos de hasta 400 Gbps, conectará Valparaíso (Chile) con Sydney (Australia), pasando por Auckland (Nueva Zelanda), en un total de 14 mil 810 kilómetros de extensión.

La conexión de Australia a Asia se realizará mediante cinco cables ya implantados y en funcionamiento. Al vincular Sudamérica con Oceanía y Asia, la iniciativa contribuirá a aumentar la redundancia de la conexión latinoamericana a Internet mundial, con una mejora en la disponibilidad y confiabilidad del sistema.