Argentina – El presidente del Grupo América aseguró que recibió presiones de Macri para que devolviera espectro

621

Daniel Vila, presidente del Grupo América, denunció en el programa televisivo Animales Sueltos que fue víctima de presiones por parte del Presidente de Argentina, Mauricio Macri.

Según sus dichos, el mandatario le solicitó en el inicio de su gestión que cediera al Estado el espectro que había conseguido en la licitación 4G del 2014 (en ese momento Vila participó a través de su compañía de telecomunicaciones Supercanal-Arlink).

“Nosotros estábamos en una situación de conflicto, habían unas medidas judiciales que paralizaban el espectro y él me pidió que se lo reintegrara, que lo devolviera, porque lo tenía comprometido con Clarín”, aseguró el empresario. Y es que Supercanal no había logrado reunir los 500 millones de dólares que le costaba los 20 MHz en AWS, 20 MHz en 700 MHz y un remanente de espectro en 3G. Por eso, las frecuencias quedaron judicializadas.

Vila agregó que, frente a su negativa, el entonces Ministro de Comunicaciones, Oscar Aguad, impuso una denuncia penal en su contra. Finalmente, tras un principio de acuerdo, el presidente se comprometió a interceder ante la Justicia para desactivar el impulso de la investigación.

“Yo le dije que no podía; finalmente le entregué un papel firmado donde decía que yo desistía de esas medidas judiciales y él se comprometió conmigo a guardarlo y presentarlo solamente el día que yo vendiera mi empresa, cosa que no hizo. Como no lo hizo, presentó ese documento judicial antes de tiempo, los abogados de la empresa tenían sus reaseguros y evitaron que ese espectro volviera al Estado ¿Qué hizo ahí el presidente? Mandó al ministro Aguad a meterme una denuncia penal. Cuando le devolví el espectro, me mandó un whatsapp diciéndome que ya le había dado instrucciones al procurador para que dejara sin efecto la denuncia penal”, contó en la entrevista.

Supercanal-Arlink se quedó con el bloque de entrantes en la licitación del 2014, donde también participaron Movistar, Personal y Claro. Pero luego no pudo cumplir el compromiso del pago, y las frecuencias quedaron judicializadas. Ahora ese espectro será el que se concurse en una próxima licitación.

Durante la entrevista, también aseguró que tuvo que vender Supercanal-Arlink (la vendió el año pasado) porque no podía competir con los otros operadores de telecomunicaciones, debido a que no conseguía financiación a tasas más chicas para hacer las inversiones.