Argentina | Fondos del Servicio Universal financiarán expansión de fibra óptica en Tierra del Fuego

475

El Jefe de Gabinete de Ministros de Argentina, Santiago Cafiero, el Gobernador de Tierra del Fuego, Gustavo Melella, y el Director de Arsat, Néstor Pablo Tognetti, firmaron un convenio específico para aunar sus esfuerzos y mejorar la conectividad en la provincia.

La alianza comprende puntualmente la cesión por parte de la provincia de la totalidad de la Red Provincial de fibra óptica oscura, y sus tramos futuros, mientras que a la empresa pública de telecomunicaciones le corresponderá la iluminación, operación, comercialización y mantenimiento de la misma.

El proyecto será financiado por el Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom), a través del Fondo de Servicio Universal, que tiene como objetivo desarrollar infraestructura de conectividad en zonas donde no existe desarrollo de la misma, con una inversión total de 332 millones de pesos.

Esta obra es parte del plan nacional de conectividad “Conectar”. En septiembre se firmó el acuerdo para sumar a la provincia más austral al plan.

Tierra del Fuego aportará la red de fibra óptica que tendió en su territorio, que suma un total de 357 kilómetros, más cualquier otra red futura que se despliegue. En tanto, la totalidad de la red provincial será conectada por Arsat a la Red Federal de Fibra Óptica (Refefo), sumando el equipo para iluminar la traza provincial, ampliando de esta manera la oferta de conectividad. Los trabajos comenzarán en cuatro meses y dentro de un año se estará iluminando la red.

“Tierra del Fuego es una de las pocas provincias que no cuenta con una conexión de calidad. Arsat en su momento hizo una gran obra, y con este nuevo convenio la capacidad de conexión se duplica, lo que le da la posibilidad de conectarse al vecino común, pero también a las escuelas, a los servicios de salud”, sostuvo el gobernador Melella.

Al Plan Nacional de Conectividad “Conectar” ya se sumaron las provincias de Salta,  Entre Ríos, Río Negro y San Juan. La iniciativa, impulsada desde la Secretaría de Innovación Pública, tiene como objetivo implementar políticas públicas federales para potenciar el acceso a Internet de calidad y reducir las brechas digitales.