Argentina, número uno en habilidades tecnológicas en América Latina

588

Argentina ocupa el primer lugar en América Latina y el mundo en desarrollo de habilidades tecnológicas, según el más reciente ranking mundial de habilidades publicado por Coursera; su posición se debe al impulso de habilidades como ingeniería de software (100%) y sistemas operativos (95%).

La mayoría de los 11 países latinoamericanos incluidos en el ranking sufren de una gran desigualdad, ya que se encuentran muy por debajo del promedio mundial. Sin embargo, el nivel emergente de América Latina coloca a la región por encima de Medio Oriente y África.

El índice de Coursera explica que el principal motivo del bajo rendimiento en América Latina es debido a la creencia de una educación sólo en el ámbito escolar y no durante toda la vida. Esto se convierte en un problema cuando se quiere mantener al día en la era de la automatización; la tecnología es más rápida que el humano.

Aunque se han implementado políticas que impulsan las herramientas digitales en Brasil y Colombia, la región deberá invertir más en educación permanente para alcanzar su máximo nivel.

Europa lidera y Estados Unidos en el promedio de habilidades tecnológicas

Por su parte, Europa se posicionó en primer lugar del ranking en habilidades tecnológicas, de negocios y ciencias de la información, con 80 por ciento de las naciones dominantes, entre ellas Finlandia, Suiza y Austria.

Este nivel de habilidades es resultado de inversiones institucionales fuertes para educación a través del desarrollo de la fuerza laboral, así como iniciativas de educación pública.

En comparación con Europa, Estados Unidos se posicionó en lugares medios en las tres categorías. Dichos resultados señalan la necesidad de invertir en la capacitación de su mano de obra y, de este modo, lograr soportar la automatización.

“Estados Unidos no es realmente vanguardista en ninguno de los dominios, por lo que eso sugiere que existe una competencia real, al menos desde una perspectiva de habilidades”, mencionó Emily Glassberg Sands, economista y jefa de ciencia de datos y autora principal del informe.