Los operadores de telecomunicaciones comenzaron a manifestarse en contra del Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) que declara servicio público en competencia a la telefonía celular, los servicios de Internet y a la televisión de paga.

Primero fue la Asociación Interamericana de Empresas de Telecomunicaciones (Asiet), que aseguró que la decisión afecta a las inversiones realizadas por todos los operadores y perjudica los despliegues futuros. También se sumó la GSMA, afirmando que las medidas adoptadas van en detrimento de más conectividad para la sociedad.

En un comunicado, la organización que representa a los operadores móviles sostuvo que las medidas que modifican “las estructuras de precios en mercados en competencia con una proporción significativa de insumos dolarizados resultan regresivas en materia de inversión en infraestructura digital y nuevas tecnologías”.

“Lejos de garantizar el acceso a todos los ciudadanos, las disposiciones ponen en riesgo la calidad de los servicios para el consumidor y la ampliación de la conectividad, pudiendo redundar en un aumento de la brecha digital. Este escenario es amplificado dada la centralidad de la conectividad y el rol fundamental que las telecomunicaciones tendrán en el proceso de recuperación económica y productiva de la Argentina”, sostuvo GSMA.

También destacó la importancia de las instancias de diálogo entre las partes previas a la implementación de nuevas regulaciones de alto impacto en la estructura y sustentabilidad del sector. “La necesidad de coordinación es aún más crucial en este momento de emergencia sanitaria”, opinó la asociación.

Por su parte, Telecom Argentina consideró que el DNU fue una medida “arbitraria”, que podría generar “un fuerte impacto para la compañía y para la industria en su conjunto”, y afectar la calidad del servicio. En una comunicación interna enviada a sus empleados, a la que accedió el diario BAE, el operador aseguró que con la norma perderán seguridad jurídica y control sobre una variable esencial del negocio, como lo es el precio de los productos y servicios. “Estamos en un estado de gran preocupación”.

“Creemos que la mejor herramienta para reducir la brecha digital es un mercado en competencia, donde se promueva y facilite el despliegue de infraestructura y servicios”, puntualizó en la nota.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here