Argentina tiene 5 millones de hogares pasados con fibra óptica, pero sólo un millón contrata el servicio

El diálogo con DPL News, el Presidente de la Cámara Argentina de Internet (Cabase), Ariel Graizer, afirmó que esperan que el número de adopción crezca por los cambios de hábitos que trajo el Covid-19.

0
1103

La Cámara Argentina de Internet (Cabase) reveló datos sobre las conexiones de Internet en Argentina: al 31 de marzo pasado, el país contaba con 1.04 millones de conexiones a fibra óptica, lo cual representaba el 11.9 por ciento del total de los accesos a banda ancha.

“Nos gustaría tener otro millón de hogares conectados a FTTH, el problema tiene que ver con la accesibilidad, hay 5 millones de hogares pasados y hay solo un millón conectado. A pesar de esto se sigue tirando mucha fibra. Las pymes y cooperativas no pararon nunca de invertir en el tendido a pesar de la situación del Covid-19”, dijo a DPL News Ariel Graizer, presidente de Cabase.

De todas formas, hay que tener en cuenta que estos números son al 31 de marzo, pre-cuarentena. Graizer espera que los cambios de hábitos con el teletrabajo y la educación virtual aceleren el crecimiento en la adopción del servicio de FTTH.

Pero para que se siga tendiendo la fibra óptica, sobre todo en el interior del país, en donde tienen mayor relevancia las pymes y cooperativas de Internet, este sector necesita créditos a largo plazo, más Aportes No Reembolsables (ANR), reglas claras y minimizar los trámites burocráticos, sostuvo el presidente de Cabase.

“Hoy sigue siendo imposible el despliegue de fibra óptica en algunos municipios, porque no te dan permisos. Nosotros literalmente enterramos dólares, no ahorramos en fibra óptica, deberían dejarnos invertir”, afirmó.

A raíz de la pandemia por Covid-19, que evidenció la importancia de la conectividad universal, surgieron algunos proyectos de ley que buscan declarar el acceso a Internet como derecho humano, servicio universal y servicio público.

“Un servicio que está en competencia como el de Internet, y que debe estar en competencia, no puede declarase servicio público, no tiene lógica”, opinó Graizer. De todas formas, consideró que la prestación debe tener tener cobertura, y contar con mínimos en el interior del país para que se pueda trabajar o educarse a distancia.

Pymes y cooperativas durante el confinamiento

De acuerdo con Graizer, durante el confinamiento producto del Covid-19, las pymes y cooperativas de Internet “no le cortaron el servicio a ningún cliente”, a pesar de no estar abarcadas por el decreto presidencial que impedía que se les cortaran los servicios a las poblaciones más vulnerables.

Agregó que al principio de la crisis sanitaria tuvieron grandes desafíos, por un lado, el sector tuvo un incremento del 35 por ciento del ancho de banda, y por el otro, el dólar (para comprar capacidad mayorista de Internet) se incrementó un 17 por ciento. Además, tuvieron más de 70 días los locales de atención al público cerrados, por lo que aumentó la morosidad. “Hubo situaciones complejas, algunas entidades están financieramente y económicamente mal, pero siempre nos pusimos del lado de la gente”, declaró.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here