Así es la piel robótica de Facebook que podría ayudarte a sentir en el metaverso, según Zuckerberg

160

ABC Tecnología- R. Alonso

Facebok (o Meta) es más que redes sociales y metaverso. La tecnológica, además, lleva a cabo desarrollos en Inteligencia Artificial y, algunos de ellos, llegado el momento, podrían servir para dar forma a ese submundo digital en el que trabaja la tecnológica. O, al menos, esa es la idea que tiene Mark Zuckerberg. Recientemente, la compañía ha compartido sus avances en el desarrollo de una piel sintética y sensitiva. Su nombre es ReSkin, y ha sido desarrollada por investigadores de Meta AI (hasta hace unos días Facebook AI) en colaboración con la Universidad Carnegie Mellon.

Según explican desde Meta, hay varios potenciales usos para esta nueva piel sintética deformable de 3 milímetros de grosor, precio económico, y que puede utilizarse para realizar hasta 50.000 interacciones. De acuerdo con el equipo de investigación, entre ellos figuran la fabricación de manos robóticas o guantes táctiles. Por su parte, Zuckerberg destacó en una reciente publicación en Facebook el potencial uso de ReSkin en el metaverso, en el que, de acuerdo con el ejecutivo, el usuario interactuará con terceros y con el entorno mediante el empleo de avatares y hologramas.

«Esto nos acerca un paso más a los objetos virtuales realistas y las interacciones físicas en el metaverso», afirmó, en concreto, el director ejecutivo de Meta acerca del desarrollo.

En concreto, ReSkin funciona gracias al empleo de unas partículas en su interior que generan campos magnéticos. Cuando toca una superficie, la piel se deforma. Una placa de circuito lo monitorea y envía información a una Inteligencia Artificial (IA), que trata de comprender los cambios de fuerza y tacto que se han realizado para transmitir una respuesta.

«Una piel de detección táctil generalizada como ReSkin proporcionará una fuente de datos de contacto ricos que podrían ser útiles para promover la IA en una amplia gama de tareas táctiles, incluida la clasificación de objetos y el agarre robótico», explica sobre el desarrollo Abhinav Gupta, jefe de la investigación.

Para crear la piel sintética, el equipo de investigadores de Meta entrenó a robots utilizando una llave para abrir una puerta y ordenándolos agarrar objetos delicados, como uvas o arándanos. En el caso de las frutas, los investigadores revistieron una pinza robótica con ReSkin. En imágenes compartidas en el blog de la división de Inteligencia Artificial se puede ver cómo recogen arándanos de una superficie con la presión adecuada. Sin causar ningún daño en la fruta. «El sensor de fuerza incorporado de la pinza es incapaz de completar la tarea, pero con ReSkin, puede detectar la retroalimentación de fuerza lo suficientemente bien como para controlar el agarre», dice Gupta.

Además de otras pruebas, en las que se ha empleado ReSkin para monitorizar los movimientos de un perro y la fuerza emplada por humanos en la realización de tareas manuales, el equipo de Meta ha utilizado la piel para «la localización de contactos en áreas de superficie más grandes», como podría ser el cuerpo de un ser humano.

Con todo, habrá que ver si, finalmente, ReSkin puede ayudar a mejorar el metaverso. Según explica el jefe de investigación detrás de la piel sintética, en declaraciones recogidas por ‘ New Sciencist‘, los futuros usuarios de ese mundo virtual querrán «generar experiencias cada vez más ricas, y la clave para eso es la háptica». Es decir, la capacidad de sentir. En este caso, los objetos virtuales y las personas que, sobre el papel, poblarán ese mundo virutal.