Así han sido los esfuerzos de España y Telefónica para liderar la carrera hacia 5G

638

En 2018, España comenzó a ejecutar el Plan Nacional para 5G a través de la subasta de espectro de 3.5 GHz, en la cual el gobierno recaudó 437.6 millones de euros, además de que se publicó la hoja de ruta nacional para la liberación de la banda de 700 MHz, esencial para el despliegue de 5G.

El plan estima que el despliegue comercial de redes 5G en el país ocurra en 2020, y para cumplir con el objetivo, Red.es, la entidad pública dependiente del Ministerio de Economía y Empresa, convocó en octubre de 2018 las ayudas para el desarrollo de proyectos piloto en tecnologías 5G por valor de 20 millones de euros.

Con estos pilotos, el gobierno busca crear un aprendizaje y una colaboración entre empresas para acelerar el proceso de transformación de los sectores productivos.

Telefónica es una de las empresas que colabora con el gobierno, organizaciones y otras compañías para lograr que España lidere en 5G.

Por ejemplo, a principios de 2018 arrancó el proyecto Ciudades Tecnológicas 5G, cuyo objetivo es probar entre 2018 y 2020 casos de uso pioneros de 5G que permitan a la ciudadanía y las empresas disfrutar de sus ventajas.

La iniciativa convirtió a Segovia y Televara de la Reina en centros punteros de innovación de 5G, donde se han realizado demostraciones para probar la alta capacidad de transferencia de datos y la ultra baja latencia de 5G en movimiento, o para presentar el primer caso de conducción asistida a través de la red móvil, ambos en un entorno real.

Telefónica desplegó anteriormente en Segovia tecnología 4.9 LTE Advanced Pro, es decir, pre 5G, sobre la red comercial. Esta red permitió conseguir velocidades por encima de 1 Gbps, similares a las que puede proporcionar la fibra, pero en movilidad.

En septiembre, el operador español y Ericsson realizaron una demostración dentro del proyecto Ciudades Tecnológicas 5G con ayuda del exciclista Perico Delgado, quien completó un recorrido guiándose únicamente por la imagen captada por una cámara colocada en su casco y proyectada por unas gafas de Realidad Virtual, opacas para la visión real y que se comportaron como un ojo humano.

La demostración fue posible gracias a la reducción de la latencia en la red pre 5G conseguida al acercar el procesamiento de la información (las imágenes del circuito) al propio usuario, garantizando que la imagen llegara en tiempo real.

En octubre, el ayuntamiento de Segovia y Telefónica pusieron en marcha el primer demostrador de TV 4K en movilidad en España en un autobús de transporte urbano.

En el Informe Sociedad Digital en España, elaborado por Fundación Telefónica, la empresa señala que el país fue escenario de otros hitos de la industria en la carrera hacia la red 5G, como la primera llamada del mundo en 5G ocurrida en febrero, llevada a cabo por Vodafone y Huawei, así como el despliegue de 5G precomercial en zonas céntricas de Madrid, Barcelona, Sevilla, Málaga, Bilbao y Valencia, también puesto en marcha por Vodafone.

Orange, por su parte, anunció a finales de 2018 su intención de realizar en 2019 pilotos 5G en siete ciudades españolas, en las cuales pretende probar hasta 35 casos de uso, como coches conectados, robotización industrial, Realidad Aumentada aplicada al turismo y aulas conectadas para escuelas.