De acuerdo con la startup Ao Air, mueren siete millones de personas en el mundo por la mala calidad del aire. Por ello, la compañía desarrolló Atmos Faceware, una solución impulsada por la apremiante situación climática global.

Sin embargo, el dispositivo que recientemente se mostró en el CES 2020, está fuera del rango de precio alcanzable para los sectores más afectados, con un costo de 350 dólares.

Con los recientes incendios forestales en Australia y las pasadas temporadas de intensos incendios en California, queda claro que no sólo se pierde vida forestal y animal, sino que también pone en riesgo a quien vive no necesariamente tan cerca al lugar del desastre a causa de las partículas dañinas que pueden trasladarse en el aire.

En contraste con la mayoría de las máscaras faciales y otros respiradores, Atmos Faceware no requiere un sello hermético para ser efectivo, además, la compañía dijo que factores como el vello facial, el sudor, entre otros, no obstaculizan el funcionamiento del dispositivo.

“Nuestro diseño transparente descansa en el puente de la nariz, permitiendo que otros vean tu rostro, incluida tu sonrisa”, escribió Ao Air en su comunicado de prensa.

No obstante, la opción es mucho más costosa; la máscara incluye cuatro filtros por 350 dólares en comparación de los 15 dólares por la máscara N95 certificada por el Instituto Nacional de Seguridad y Salud Ocupacional (NIOSH).

Con el desarrollo de esta máscara se da un paso hacia delante en la industria del desastre que sin duda marcará más las clases sociales entre quién respira el aire más limpio.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here