Reforma – Alejandro González

Grupo Televisa está a la caza del mercado de América Móvil (AMX) y en poco tiempo ha logrado quitarle parte de su mercado de telefonía y banda ancha fijos.

En sólo cinco años, la empresa de Emilio Azcárraga pasó de ser un medio generador de contenidos audiovisuales a una compañía de telecomunicaciones, en un mercado en el que AMX ha cambiado su estrategia para no crecer más y disminuir su participación por ser agente económico preponderante en dicho sector.

En septiembre de 2013, AMX tenía una participación de mercado de 68.7 por ciento en internet al hogar, pero para septiembre de 2018 la firma de Carlos Slim se colocó en 49.2 por ciento, según cifras del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT).

En tanto, Grupo Televisa ha sido el operador de internet al hogar que en el mismo periodo que más ha crecido; pasó de 12.9 por ciento de participación de mercado a 25 por ciento, en el periodo referido.

En telefonía fija, en septiembre de 2013 AMX tenía una participación de 70.6 por ciento, pero para el mismo mes de 2018 bajó a 57.6 por ciento. Grupo Televisa tenía una participación de 8.6 por ciento en 2013 y subió a 18.3 por ciento en 2018.

Ambas compañías han hecho público su interés por entrar al negocio de la otra.

Por un lado, AMX espera convertirse en una empresa generadora de contenido, así como poder ofrecer TV de paga. En tanto, Televisa desarrolla infraestructura de telecomunicaciones por donde proveerá sus contenidos.

La guerra entre ambas ha trascendido a tal grado que la empresa de Slim pidió al IFT la semana pasada que se le dictara la separación funcional a Televisa y desinvirtiera en su negocio de SKY, ambas como reglas por ser preponderante en radiodifusión.

Alfonso de Angoitia, vicepresidente ejecutivo de Grupo Televisa, ha dicho en conferencias trimestrales con analistas que a AMX no se le debe permitir entrar al mercado de TV de paga pues no ha cumplido con las condiciones de preponderancia y no hay competencia efectiva.

Michel Hernández, consejero de Observatel, dijo que el avance de Grupo Televisa está directamente relacionado con el retroceso de Telmex por las reglas de preponderancia.

Agregó que el nuevo negocio será tener infraestructura en telecomunicaciones para llevar contenidos.

Jorge Fernando Negrete, analista de telecomunicaciones, aseguró que Televisa ya empezó a implementar su plan de crecimiento de forma inorgánica al comprar parte del negocio de Axtel por 4 mil 713 millones de pesos a finales de 2018.

Además de Televisa, Megacable también ha ganado con la pérdida de mercado de AMX.

En banda ancha fija pasó de 7.2 por ciento de participación en septiembre de 2013 a 16.8 por ciento en septiembre 2018 y en telefonía fija subió del 3.8 por ciento a 9.8 en el periodo referido.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here