AT&T, inconforme con ajuste del IFT al calendario de separación funcional de Telmex

507

Reporte Índigo

La empresa de telecomunicaciones AT&T no está de acuerdo con el cambio que realizó el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) al calendario para la separación funcional de Telmex y Telnor.

En entrevista para al agencia Notimex, la vicepresidenta de Asuntos Externos de AT&T, Mónica Aspe Bernal, señaló que la determinación del agente regulador sólo genera dudas en el sector.

El miércoles pasado, el IFT informó la modificación de dos fechas en el calendario establecido en el plan final de implementación de dicho proceso, aunque sin alterar el plazo original de dos años para la separación.

“Nosotros lo que queremos, por una parte, es apoyar esto que hizo el Ifetel de reiterar la fecha de conclusión de enero de 2021 del proceso de separación funcional, porque creemos que es fundamental que el regulador sea consistente en mantener estas fechas claves”, indicó Aspe Bernal.

A la vez, agregó, el ajuste de las fechas intermedias dentro del proceso de separación sí nos genera preguntas, al no tener información, al no haber sido parte del proceso de negociación.

Recientemente, el IFT inició dos consultas públicas sobre la efectividad en términos de competencia de las medidas impuestas a los Agentes Económicos Preponderantes (AEP), en telecomunicaciones y radiodifusión.

“Vamos a participar en el proceso de revisión, en las consultas y ahí estaremos aportando nuestro punto de vista sobre la competencia en el sector, la efectividad de las medidas hasta el momento, sobre cómo vemos esta industria y sobre cómo podemos seguir aportando para reducir la brecha digital, conectar a más personas, beneficiar a los consumidores, seguir invirtiendo en México”, concluyó.

Durante la semana, El órgano regulador refirió que la modificación aprobada establece el 30 de septiembre de 2019 como fecha límite para la presentación de los planes de migración de personal, de transferencia de recursos y de elementos de red e infraestructura.

Además de fijar como fecha límite para la conclusión de la transferencia el 31 de enero de 2020, cambios que no afectan la operación diaria de Teléfonos de México (Telmex) y Teléfonos del Noroeste (Telnor), ni la provisión de los servicios mayoristas que a la fecha prestan a diversos concesionarios.

¿Qué es la separación funcional?

La nueva empresa no ofrecerá servicios de telefonía fija ni internet, sino que proveerá exclusivamente servicios mayoristas relacionado, por ejemplo, con la red de acceso y los enlaces de Telmex/Telnor, claves para aumentar la competencia en el mercado.

Como agente económico preponderante, América Móvil está obligado a permitir que empresas más pequeñas utilicen la infraestructura de Telmex. Esta nueva compañía sería la encargada de administrar los accesos a la red de la compañía telefónica.

La decisión del IFT tiene como objetivo que las empresas más pequeñas cuenten con un acceso más eficiente y en condiciones no discriminatorias a la infraestructura fija de América Móvil. Así, Telmex no tendría control alguno sobre los terceros que quisieran utilizar su infraestructura.

El IFT ordenó en marzo de 2017 la separación funcional de Telmex como parte de las medidas asimétrica para quitar poder al agente económico preponderante. El regulador dio un plazo de 65 días para presentar el plan, pero América Móvil lo presentó 22 días después; lo que hace suponer que ya esperaban una medida de estas dimensiones.