El CEO

El gigante de telecomunicaciones AT&T no cuenta con DirecTV en sus planes a largo plazo, por lo que busca inversionistas de capital privado para comprar el negocio de televisión satelital que le ha dejado pérdidas millonarias.

La compañía, bajo el asesoramiento de Goldman Sachs, ha iniciado conversaciones para deshacerse de DirectTV y entre los principales interesados se encuentran Apollo Global Management, firma de gestión de inversiones que ya había expresado sus intenciones por comprar la división, y Platinum Equity, de acuerdo con The Wall Street Journal.

La operación que eliminaría a DirecTV del portafolio de AT&T le daría a esta última acceso al flujo de efectivo del negocio, dijeron fuentes citadas por Bloomberg que pidieron el anonimato.

El movimiento busca compensar las pérdidas en las que ha incurrido el servicio de televisión y la fuga de millones de usuarios en los últimos dos años, debido al cambio de hábitos del consumidor hacia plataformas de streaming como Netflix.

En la actualidad, DirecTV cuenta con una base de 17.7 millones de usuarios, pero AT&T ha centrado su estrategia en competir directamente con las plataformas tras el lanzamiento de HBO Max, que cuenta con todo el catálogo de WarnerMedia.

AT&T adquirió DirecTV en 2015 por 49,000 millones de dólares, sin embargo, la venta representaría una pérdida para la compañía, pues rondaría un valor de 20,000 millones, dijeron fuentes al WSJ.

En ese año, la compra formó parte de los planes del exCEO, Randal Stephenson, para ganar escala en la industria de la televisión de paga. DirecTV se consolidó como el proveedor de televisión más grande de Estados Unidos, título que perdió frente a Comcast.

El proceso de búsqueda de un comprador se encuentra en su etapa inicial y es posible que algunos interesados realicen ofertas conjuntas. 

El año pasado, los planes de AT&T para fusionar DirecTV con su competidor Dish no tuvieron éxito, en medio de cuestionamientos sobre un posible monopolio.

Bajo el liderazgo de su nuevo CEO, John Stankey, quien tomó las riendas de AT&T el mes pasado, la compañía busca centrar sus esfuerzos en servicios de conectividad, tras años de invertir en otras empresas.

AT&T también busca un comprador para su negocio de animación Crunchyroll por 1,500 millones de dólares. La firma se convirtió en un conglomerado de medios en 2018 con la compra de Time Warner por 85,000 millones de dólares.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here