AT&T tiene dudas sobre el ajuste de fechas de división entre Telmex y Telnor

537

El Financiero

El ajuste en las fechas intermedias de la separación funcional que deben cumplir Telmex y Telnor genera inquietud a empresas del sector de telecomunicaciones como AT&T, dado que no cuenta con información suficiente de las negociaciones entre el regulador y las empresas controladas por Carlos Slim.

“El ajuste de fechas intermedias dentro de ese proceso de separación sí genera preguntas y hay información que no tenemos porque no hemos sido parte de este proceso de negociación”, dijo este jueves a El Financiero Mónica Aspe Bernal, vicepresidenta de Asuntos Externos de AT&T México.

No obstante, reiteró su apoyo en que el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) sea consistente en mantener sin cambios las fechas regulatorias clave, que establecen que será en enero de 2020 cuando concluya el proceso de separación funcional.

El miércoles, el IFT aprobó cambios en el calendario de la separación funcional de Telmex-Telnor, a fin de facilitar su implementación, sin alterar el plazo de dos años originalmente establecido para concretar el proceso.

Dichos cambios aprobados establecen como fecha límite de entrega de los planes de migración de personal, transferencia de recursos y elementos de red e infraestructura el 30 de septiembre de 2019.

El pasado 25 de marzo dio inicio la consulta pública sobre la efectividad en términos de competencia de las medidas impuestas al Agente Económico Preponderante en el sector de Telecomunicaciones, en donde la industria podrá emitir comentarios respecto al efecto que ha tenido la regulación.

En ese sentido, Aspe Bernal señaló que AT&T va a participar en la consulta a fin de compartir con el instituto su visión del sector tanto de temas importantes para la industria, como para la empresa misma, el sector y consumidores.

Sin embargo, descartó ahondar en cuáles serán los temas específicos que tocarán en la consulta.

Cabe recordar que la separación funcional de Telmex y Telnor es resultado de la revisión bienal de 2017 sobre las medidas impuestas a América Móvil en su calidad de preponderante, en la cual el IFT determinó la pertinencia de separar la provisión de los servicios mayoristas asociados con la red local e infraestructura pasiva, a través de la creación de una nueva entidad.

Lo anterior, con el fin de asegurar que los operadores tengan acceso a insumos esenciales en los mismos términos y condiciones, como lo ordena la Constitución.