AT&T y Verizon retrasan lanzamiento 5G en banda C por posible interferencia con aviones

286

AT&T y Verizon acordaron retrasar el lanzamiento previsto para el 5 de diciembre de 5G en la banda C, que ganaron a principios de año, porque aún la Administración Federal de Aviación (FAA) de Estados Unidos debe trabajar en las interferencias con los sistemas de seguridad de cabina de los aviones.

Según informó The Wall Street Journal, ambas compañías retrasarán un mes, hasta el 5 de enero, el encendido de la nueva red en la banda C, respondiendo a las advertencias del regulador de aviación, mientras disputaban las afirmaciones de que las señales celulares propuestas representarían un peligro.

La FAA dice que habría posibles interferencias porque los sistemas 5G limitan con los sistemas de cabina automatizados por parte de los pilotos, como los que ayudan a los aviones a aterrizar en condiciones climáticas adversas. Esto ocurre, según el organismo, en 46 áreas metropolitanas donde se encuentran las nuevas torres 5G.

Te recomendamos: Verizon inició el despliegue de equipos para la banda C en Estados Unidos

Por su parte, la industria de las telecomunicaciones ha cuestionado la necesidad de más salvaguardas, diciendo que la evidencia disponible no muestra que las señales 5G propuestas interferirán con los equipos de vuelo.

La Comisión Federal de Comunicaciones (FCC), que supervisa las regulaciones de telecomunicaciones, emitió un comunicado con la FAA el jueves 4 de noviembre, confirmando la pausa voluntaria.

Verizon dijo que pospuso su lanzamiento “en el espíritu de buena fe”, pero que mantiene su meta de llegar a 100 millones de estadounidenses a principios de 2022. Mientras que AT&T indicó que continuará trabajando con la FCC y la FAA para atender las preocupaciones: “Es fundamental que estas discusiones se basen en la ciencia y los datos”, dijo la compañía.

Te recomendamos: AT&T lleva tranquilidad a los accionistas tras ofertas por la banda C

La licitación de la banda C rompió el récord de ofertas, con 80 mil 916 millones de dólares, la cifra más alta conseguida en un proceso licitatorio de espectro en Estados Unidos.

Verizon fue el operador que más invirtió en el concurso: pagó 45 mil millones de dólares por las 3 mil 511 licencias ganadas.

La segunda compañía con mayor gasto fue AT&T, con 23 mil 400 millones de dólares por mil 621 licencias.