En medio de la cuarentena por el brote de coronavirus iniciado en China, la población de la mayoría de los países han tenido que adoptar un distanciamiento social para evitar una mayor propagación. Sin embargo, esta adopción de trabajo, estudio y actividad remota ha traído consigo problemas de seguridad.

Prueba de ello es el crecimiento en el número de ataques Distribuidos de Denegación de Servicio (DDoS) a nivel global, informó Craig Labovitz, director de Tecnología de Nokia Deepfield.

Recomendado: Nokia y VHA prueban el despliegue de 5G combinando 3.5 GHz y 700 MHz

Labovitz detalló que los ataques DDoS son tráfico malicioso destinado a que los servicios en línea sean inoperables, puede utilizar diferentes caminos para llegar al mismo resultado; “la infraestructura de red y los servicios online son seriamente afectados, volviéndose lentos o puestos fuera de servicio y los usuarios se quedan sin acceso a servicios de Internet, aplicaciones o contenido”.

Asimismo, se encontró que hubo un incremento de hasta 40 por ciento más con respecto a los tiempos pre pandemia, además de que el incremento podría estar relacionado con el aumento de ataques DDoS para videojuegos.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here