El Financiero Ana Luisa Gutiérrez

De marzo a mayo, las contrataciones de internet y telefonía fija se incrementaron 20 por ciento, debido a que la jornada de la Sana Distancia, que arrancó el 23 de marzo, obligó a la población a permanecer en sus hogares para evitar los contagios del coronavirus en el país, de acuerdo con datos de la consultora de telecomunicaciones Agencia B12 México.

“De marzo a mayo se dio un incremento considerable con respecto a años anteriores aproximadamente un 20 por ciento”, explicó David Pérez, country manager de Agencia B12 México.

Desde finales de marzo, el trabajo en oficinas, las clases y la mayoría de las actividades de entretenimiento, migraron completamente a los hogares, lo que provocó que las personas contrataran servicios de telecomunicaciones para poder hacer home office o estudios online, así como para la diversión como videojuegos y plataformas de streaming, coincidieron expertos.

Durante el periodo de marzo a mayo, siete de cada 10 contrataciones las concentraron cuatro entidades: la Ciudad de México con 24.5 por ciento, Estado de México con 24 por ciento, Nuevo León con 13.6 por ciento y Tamaulipas con 8.6 por ciento de acuerdo con un reporte de la Agencia B12.

Ante esto, durante el segundo trimestre de este año, América móvil reportó en México que sus ingresos de banda ancha fija crecieron 1.8 por ciento, mientras que sus entradas en su plataforma de línea fija bajaron apenas 0.5 por ciento, en comparación con la caída de 1.4 por ciento del mismo periodo de 2019.

Otro caso fue Izzi quien durante el segundo trimestre de 2020, registró ventas por 11 mil 308.8 millones de pesos, un aumento de 10.7 por ciento en el segmento que incluye televisión de paga, internet fijo y telefonía fija.

David Pérez explicó que, aunque el COVID-19 impulsó el servicio de telefonía fija, el reto será que las familias mantengan el servicio cuando se termine la pandemia.

Por su parte, Jorge Bravo, presidente de la Asociación Mexicana de Derecho a la Información (Amedi), coincidió en que el reto será evitar que se cancelen las líneas fijas y esto dependerá de que las personas comprueben la importancia que tiene este servicio, pues en la medida en que se regrese a la nueva normalidad, la telefonía móvil retomará su dinámica.

“Se vio la importancia que tienen las redes fijas, sobre todo la fibra óptica. Aquellos hogares que no tenían una conexión de banda ancha fija la contrataron, otros incluso incrementaron su velocidad su capacidad del internet (…) y creo que lo importante será que esto se mantenga que no se reduzca”, comentó Bravo.

Al respecto, Jorge Fernando Negrete, director de Digital Policy Law, aseguró que en su opinión los servicios de telefonía fija llegaron para quedarse, al recobrar la relevancia que tienen para continuar con actividades laborales, escolares y de entretenimiento.

“La realidad es que siempre es mucho más estable y mucho más eficiente la línea fija y la parte positiva de esto es que el despliegue de infraestructura física permite reforzar la vértebra de la transmisión de datos en la ciudad. El efecto positivo de la pandemia fue la inmersión digital de los ciudadanos que fue positiva”, dijo Negrete.

Se desconecta prepago y pospago

De abril a junio de este año, América Móvil registró una desconexión de 1.7 millones de suscriptores de prepago y 112 mil clientes de postpago en su plataforma móvil, debido a las dificultades que enfrentaron los usuarios para efectuar recargas con la mayoría de las tiendas y centros de atención al cliente cerrados por las medidas de confinamiento y a la falta de recursos.

Negrete explicó que la desconexión también se debió a la sustitución de la comunicación móvil a la fija, por ello los operadores reportaron una clara disminución en el consumo de datos al existir una restricción de movilidad, además de las bajas ventas de equipos, al no contar con ningún estímulo para cambiar de dispositivo.

Sin embargo, aseguró que estos segmentos recobrarán su nivel en diciembre o en la medida que se regrese a la nueva normalidad.

“La gente sustituyó la comunicación móvil por el internet de casa, el internet fijo y todos sus servicios. Claramente hubo una baja con los operadores porque disminuyó el consumo de datos, por un lado, pero el otro caso fue que hubo menos venta de dispositivos móviles”, expresó.

Por otra parte, COVID-19 provocó que todas las actividades migraran a la parte digital, por lo que el cierre de la brecha digital y el acceso a las herramientas tecnológicas serán indispensables y equiparables a un derecho humano.

“Es importante cerrar la brecha digital. No puede haber mexicanos desconectados, sin equipos tecnológicos. Se tiene que digitalizar más el gobierno que fue el que realmente quedó paralizado, no puedes dejar de tener computadoras, desconectar hospitales, escuelas, centros público, ojalá nuestras autoridades lo entiendan”, aseveró el presidente de la AMEDI.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here